EFEBarcelona

El director de operaciones de Vueling, Oliver Iffert, ha denunciado que las reiteradas convocatorias de huelga por parte del comité del personal de tierra de Iberia "buscan utilizar como rehenes a nuestros clientes", lo que ha calificado de "inaceptable", y afirma que pedirán "compensaciones" a su proveedor.

El personal de tierra de Iberia en el aeropuerto barcelonés de El Prat está llamado a ir de nuevo a la huelga los próximos 21, 22, 23 y 24 de septiembre para reclamar la conversión a fijos de alrededor de 400 contratos temporales y nuevas contrataciones que alivien su carga de trabajo.

Ante esta nueva tanda de paros, Oliver Iffert ha señalado, en un comunicado, que desde Vueling "creemos que las reiteradas convocatorias de huelga por parte del personal de Iberia Airport Services, tanto en el aeropuerto de Barcelona- El Prat, así como en los de Bilbao o Málaga, buscan utilizar como rehenes a nuestros clientes, lo cual resulta inaceptable".

El directivo de Vueling recuerda que en el aeropuerto de Barcelona, "en plena temporada de verano se han sufrido ya seis jornadas de huelga y nuestros clientes y nuestros trabajadores se están preparando para sobrellevar nuevos paros hasta noviembre, empezando este puente de la Mercè".

"Este tipo de movilizaciones no sólo afectan la actividad diaria de nuestros más de cuatro mil trabajadores -quienes están demostrando una gran capacidad de gestión y profesionalidad durante estas duras jornadas- sino que, además, limitan nuestro esfuerzo para ofrecer a nuestros clientes un servicio a la altura de sus expectativas y de nuestros estándares", añade Oliver Iffert.

Vueling, aerolínea con sede en Barcelona, pide disculpas a sus clientes "por esta situación totalmente ajena a nuestra compañía" y señala que la aerolínea tiene el objetivo de "disponer de un mayor control en todas las competencias, pero especialmente en aquellas que afecten directamente a nuestra propuesta de valor".

Por esta razón, advierte de que, ante la gravedad de la situación de conflictividad continua, "ya hemos empezado a estudiar diferentes alternativas para evitar en lo posible situaciones de estas características en el futuro".

Vueling, perteneciente al grupo IAG, informa también de que "vamos a requerir legalmente a nuestro proveedor compensaciones económicas".