EFEBarcelona

El consejo de administración de Seat ha nombrado este miércoles nuevo presidente a Wayne Griffiths, vicepresidente comercial hasta ahora de la marca y que se enfrenta a retos como devolver la compañía a la senda del crecimiento y la rentabilidad tras el impacto de la COVID-19.

Con el nombramiento de Griffiths, que también es consejero delegado de Cupra, se cierra un período de interinidad en la cúpula de Seat, que estaba siendo pilotada de manera interina por Carsten Isensee desde la marcha de Luca de Meo hace ocho meses.

El consejo de administración de Seat ha aprobado el nombramiento de Griffiths, que será efectivo a partir del 1 de octubre, en una reunión celebrada en Casa Seat, en Barcelona, bajo la presidencia de Herbert Diess, el primer ejecutivo del grupo Volskwagen.

El directivo británico continuará como consejero delegado y presidente de la marca Cupra y, de momento, como vicepresidente ejecutivo comercial de la empresa, mientras que Isensee se mantendrá como el responsable de finanzas.

Diess, presidente también del consejo de administración de Seat, ha destacado que Griffiths "es uno de los directivos más cualificados del Grupo" y ha puesto en valor que durante los últimos cuatro años "ha conducido las ventas de Seat a niveles récord y está liderando el desarrollo de la nueva marca Cupra".

"Cuenta con mi apoyo y estoy seguro de que seguirá el rumbo de éxito de Seat", ha dicho, tras reconocer que Seat "ha sufrido mucho" como consecuencia del impacto de la COVID-19, durante una rápida atención a los medios de comunicación.

Por su parte, Griffiths ha subrayado que su objetivo es convertir Seat y Cupra en marcas "muy relevantes", emprender el camino de la electrificación y que persigue devolver a la compañía la rentabilidad perdida.

Durante los últimos tres años y hasta la irrupción de la COVID-19, que ha lastrado los números del primer trimestre de 2020, Seat ha sido la marca con mayor crecimiento en Europa, obteniendo en 2019 sus mejores resultados en ventas, producción y beneficios.

Esta etapa pasada de éxitos coincidió con la mayor ofensiva de productos.

El nuevo presidente se ha marcado como objetivo impulsar la transformación de Seat hacia la electrificación y la movilidad sostenible, y continuar desarrollando la marca Cupra.

El pasado julio, la compañía ya anunció un plan de inversión de 5.000 millones de euros entre 2020 y 2025 para llevar a cabo estos proyectos, entre los que destacan el lanzamiento de 5 nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta 2021.

El consejo de administración de Seat también ha nombrado a Herbert Steiner nuevo vicepresidente de Producción y Logística, en sustitución de Christian Vollmer, mientras que Luis Comas ha dejado su cargo de vicepresidente de Servicios Legales y Buen Gobierno y pasa a ser miembro independiente del consejo.