EFE

Santiago de Compostela

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, ha hecho un llamamiento a caminar hacia la sostenibilidad y transición “en positivo” porque con la vista puesta en este objetivo “más que restrictivos, tenemos que ser facilitadores”.

Así lo ha señalado este viernes durante su participación en la mesa redonda ‘Sostenibilidad y entidades financieras’ durante la III Jornada de Finanzas Sostenibles, que se celebra en Santiago, y donde analizó el proceso de transformación que está viviendo el sector financiero y cómo Abanca ha sido capaz de afrontar estos retos.

Botas ha señalado que la entidad financiera ha sido capaz de incorporar la sostenibilidad en todos los ámbitos de su estrategia corporativa y de negocio porque “lo hemos interiorizado como valor, así lo hemos asumido y los clientes así lo demandan” aunque hay que ser conscientes de que “en momentos sociopolíticos complejos” hay que entender los tiempos y lar prioridades.

Con todo, la sotenibilidad es para el consejero delegado de Abanca una evolución natural de la actividad bancaria por lo que “hay que trabajar muy unidos” por el “bien de la economía”.

A este hilo, ha recordado que en este contexto, las competencias del sector financiero son “limitadas” pese a que se trata de un sector que ha asumido el compromiso para salvaguardar el planeta y luchar contra el cambio climático “de una forma muy enérgica” y, de hecho, “estamos haciendo muchas cosas”.

Con todo, Botas ha insistido en que en este reto se tiene que involucrar “todos los sectores” por lo que los bancos tienen que “ayudar a particulares y empresas en la transición”.

En esta jornada que reunió a representantes de los principales actores implicados en la sostenibilidad y su traslación a la actividad financiera: reguladores, científicos y expertos legales también ha participado la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, que ha incidido en que los gobiernos “son los últimos responsables y protagonistas” en este campo aunque el sector bancario “tiene que estar presente”.

En este sentido, ha considerado que “lo estamos haciendo bastante bien” y “todos estamos remando en la buena dirección” aunque a pesar de que “se ha hecho mucho, queda todavía mucho por hacer”.

Al respecto, ha reiterado que los bancos tienen que incorporar procedimientos que permitan estudiar los riesgos de estas operaciones ya que admitió que hasta ahora las “grandes compañías” de los sectores más contaminantes han tenido una “posición dominante en el mercado” y sido “los más pagadores”.

Por tanto, ha opinado que el “cambio” no se va a hacer “de la noche a la mañana” ya que, además, “desde el punto de vista social no puedes dejar caer a sectores enteros” y que son importantes para el país. EFE

ss/maf

(foto) (vídeo) (audio)