EFEMadrid

Los países de la Unión Europea (UE) empiezan a definir con partidas concretas cómo emplearán los fondos de recuperación promovidos por el máximo organismo europeo, por lo que es el momento de sectores como el del reciclado y el envasado para exponer sus ideas.

El instrumento ‘Next Generation EU’ cuenta con un plan de 750.000 millones de euros -de los cuales 140.000 serán para España-, que deben garantizar la transición ecológica y digital de los Estados miembros.

Así pues, en el mes de marzo, el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, acordó emplear parte de estos recursos en la gestión de residuos, con la implementación de una nueva normativa, dotada con más de 416,25 millones de euros.

La cantidad para la nueva Política Industrial España 2030 y Estrategia de Economía Circular será mayor (se cerró en 3.780 millones de euros), y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicó en su comparecencia de la semana pasada que “el 39 % de las ayudas europeas estarán vinculadas a la transición medioambiental”.

A nivel empresarial, el director general de Tetra Pak Iberia, Ramiro Ortiz, valoró positivamente esta situación, puesto que, en su opinión, la recuperación de la pandemia “será verde o no será” y deben enfrentar el reto de obtener una huella de carbono neutral para el año 2050.

En su análisis, realizado en una entrevista con la Agencia Efe, explicó que desde su compañía trabajan para obtener “los envases del futuro” que sean más verdes gracias a dos proyectos: “uno que completa el 100 % del reciclaje mediante el tratamiento químico del polietileno y el aluminio, transformándolos en aceites pirolíticos para convertirlos en plásticos reciclados que puedan volver a ser reutilizados en los envases”.

Y un segundo que busca reducir los residuos plásticos implantando tapones hechos de más un 80 % de polímeros vegetales unidos al envase, “lo que reduce la dispersión durante el proceso de reciclado”.

Además, Tetra Pak se comprometió a invertir, entre 2019 y 2024, 100 millones de euros globalmente para el desarrollo de pajitas de papel, tapones unidos al envase y otras soluciones que reemplacen las pajitas de plástico de origen fósil.

Por su parte, Ecovidrio presentó en febrero una serie de 13 iniciativas para optar a los fondos europeos de recuperación, dentro de un plan para digitalizar la cadena de valor en el proceso de reciclado del envase de vidrio, maximizar el aprovechamiento de este recurso y avanzar aún más en la descarbonización de las operaciones.

En otros ámbitos, diversas ONG ambientales europeas, entre ellas la organización conservacionista SEO/BirdLife, crearon los “Premios Europeos Financieros”, cuya convocatoria está abierta hasta el 24 de abril, para reconocer las inversiones derivadas de los fondos de recuperación europeos que sean más respetuosas con el clima y la biodiversidad.

La votación es popular y no todos los premios serán positivos ya que las categorías están divididas en “buena, mala y fea”, una terminología creada para poner de relieve la transparencia y el acceso público a la información de los planes de recuperación europeos.