La celebración de la 66ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), entre los próximos 23 y 30 de octubre, es un síntoma de que "estamos muy cerquita de la normalidad" con un festival de cine y cultura, "señas de identidad" de la capital, ha afirmado este viernes el alcalde, Óscar Puente.

Puente ha visitado las sedes del festival junto a su director, Javier Angulo, y a la concejala de Cultura, Ana Redondo, donde ha elogiado ante los medios de información que la Seminci no se viera interrumpida el año pasado a pesar de las restricciones marcadas por la pandemia, lo que ha asociado a la "fuerza" del festival.

Ha detallado que los aforos permitidos este año están lo más cerca posible de la normalidad y con una venta de entradas que "va como un cohete" para seguir "muchas y muy buenas películas".

El director, Javier Angulo, ha detallado por su parte que, tras un año de "supervivencia", en esta edición las expectativas son buenas ya que solo el primer día vendieron casi 20.000 entradas y han conseguido cifras superiores a las de 2019, con más invitados que en pasadas ediciones previas a la pandemia.

"Hemos querido hacer un menú lo más amplio de cine gourmet para gente exigente", un cartel "exquisito para paladares como los que hay en esta ciudad", con una oferta amplia y asegura que para todos los gustos, ha añadido.

El director ha pedido a los vallisoletanos y a la gente que viene a la ciudad durante estos días que llenen los cines porque "es el mejor regalo posible" para el festival "y para ellos mismos".

La concejala de Cultura ha dado la bienvenida a la semana grande de la que está declarada como Ciudad del Cine por la UNESCO y donde "la bandera es la Seminci".

Ha mencionado que en esta edición se estrena el "plató Seminci" tras poner el año pasado en marcha el Canal Seminci, una novedad que nace de la apuesta por el modelo de festival híbrido "que va a permitir que muchos amantes del cine puedan estar aquí" siguiendo la programación del centenario de Berlanga, el 50º aniversario de "La naranja mecánica" o el maratón dedicado a The Beatles y la India.

Redondo ha apostado por proyectarse al resto del mundo con una programación "muy extensa" para que los cinéfilos acudan a Valladolid en las próximas ediciones. EFE