El grupo Digi ha anunciado este miércoles que a partir de hoy mismo puede contratarse en Barcelona ProDigi, su modelo de fibra para particulares que permite al usuario alcanzar una velocidad en internet de hasta 8 gigabits por segundo -diez veces más que la actual- y reducir la latencia en cuatro veces.

"Es una auténtica revolución tecnológica y a un precio increíble", ha indicado el director de Estrategia de Clientes y Nuevos Negocios de la empresa, Cosme Primo de Rivera, en un evento celebrado esta mañana en el Eurohotel Gran Via.

En su fibra ProDigi, que puede contratarse por 30 euros al mes, la compañía ha implantado la tecnología XGS-PON, que permite velocidades de hasta 10 Gbps y latencias de 1 milisegundo.

La más habitual G-PON, por contra, permite velocidades de hasta 1,25 Gbps y ofrece una latencia de 4 milisegundos.

Digi ofrece este servicio con un rúter "avanzado", con tecnología wifi6, que permite a todos los dispositivos de la casa conectarse a la red con la máxima velocidad, y menor consumo eléctrico.

Ello posibilita velocidades máximas de 8 gigabits por segundo si se está conectado por cable, hasta 6 por wifi.

En definitiva, ProDigi ofrece "una velocidad prodigiosa", estar conectado "con la mayor rapidez", pasar a "otro nivel" la experiencia de jugar en línea, un uso "más eficiente" de la energía" y un proceso de asesoramiento durante la instalación del producto, según resalta la compañía.

Digi, perteneciente al grupo rumano de mismo nombre, comenzó a operar con servicio de telefonía móvil en España en 2008, mientras que ofrece servicios de banda ancha fija desde hace tres años.

A cierre de marzo, empleaba a 4.500 empleados en España, 360 de ellos trabajando en la provincia de Barcelona.

En el acto de este miércoles en Barcelona ha participado el exfutbolista Joan Capdevila, que trabaja en el departamento de relaciones institucionales del Espanyol, equipo del que Digi es patrocinador.

También ha tomado la palabra el director técnico de Digi, Ismael Serrano, quien ha testado en directo el servicio, que a partir de ahora se puede contratar en la capital catalana. EFE

mpl/hm

(foto)