EFEMadrid

La comisionada del Gobierno para la Estrategia contra la Despoblación, Edelmira Barreira, ha asegurado que es un problema "que tiene solución si confiamos en nosotros mismos y somos capaces de reivindicar el valor de los pueblos".

Durante su intervención en el foro "Territorio y Despoblación", organizado por la Agencia Efe y la Diputación de Teruel, Barreira ha destacado el "compromiso conjunto y de largo alcance" que existe para abordar el problemas de la despoblación.

"Si no trabajamos juntos no habrá soluciones para nadie, no es un problema de la España vacía, sino del conjunto de España", ha dicho la representante del Gobierno, quien ha recordado que según las previsiones España perdería más de 5 millones de habitantes en 50 años, especialmente en las zonas rurales.

El presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, ha reclamado "voluntad política" para poner en marcha acciones que defiendan igualdad de oportunidades y que corrijan la situación de desvertebración y fragilidad demográfica que se vive en España.

Según los últimos datos del INE, unos 4.000 municipios de los 8.125 que actualmente hay en España se encuentran "en riesgo más o menos severo de extinción a medio y largo plazo".

El responsable de la diputación turolense ha propuesto la puesta en marcha de una especie de "carta puebla" para incentivar a nuevos pobladores o profesiones perdidas, que favorezca que las personas se queden a vivir en territorios como Teruel "consiguiendo el reequilibrio demográfico y territorial que demandamos a gritos".

Para Millán, la solución al problema territorial de Teruel y de otros territorios es la generación de actividad económica y empleo, en especial, femenino.

"Sólo será posible si se aplican medidas y ventajas efectivas, fiscales y económicas, para los empresarios y emprendedores que generen empleo, prioritariamente en los pueblos más pequeños", ha dicho el presidente de la diputación de Teruel.

Al foro "Territorio y Despoblación" asisten parlamentarios nacionales y autonómicos, así como representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias y de la Oficina del Parlamento Europeo, entre otras instituciones.

Los asuntos que están centrando el debate son la pérdida de habitantes en la mayoría de los espacios rurales del país y las medidas precisas para atraer residentes a estos espacios que se están quedando vacíos.