El pleno del Parlament podría aprobar este martes con los votos de JxSí y la CUP la reforma del reglamento de la Cámara que permitirá que los grupos parlamentarios puedan impulsar leyes por la vía de la lectura única, el procedimiento de máxima urgencia que acorta los plazos del debate y restringe la presentación de enmiendas.

La oposición alerta que JxSí y la CUP quieren con esta reforma aprobar por la vía 'exprés' las conocidas como leyes de 'desconexión' para materializar la independencia y que, además, lo quieren hacer así para dar el mínimo margen posible al Gobierno central para impugnarlas.

El PPC, por su lado, se plantea presentar ante el TC un recurso de amparo para frenar la reforma del reglamento del Parlament que preparan Junts pel Sí y la CUP para hacer posible la aprobación exprés de las "leyes de desconexión".

Por otra parte, diversos artistas, escritores e intelectuales catalanes consultados por el diario El País -24 de julio- se han pronunciado en contra del referéndum previsto por el Govern para el 1 de octubre.

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament han incluido la aprobación de la reforma del Reglamento en el orden del día del último pleno de este período de sesiones, después de que los grupos hayan presentado sus enmiendas subsiguientes al dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias, que tumbó por inconstitucional utilizar la lectura única para asuntos de calado como la ley del referéndum.

Esta reforma, impulsada por los grupos independentistas de JxSí y la CUP, prevé así la posibilidad de extender el procedimiento abreviado de tramitación conocido como "lectura única" para las proposiciones de ley de los grupos parlamentarios, cuando hasta ahora sólo estaba reservado a las proposiciones de ley del Govern.

JxSí y la CUP prevén utilizar este procedimiento de "lectura única", que implica reducir la tramitación a un solo día de pleno, para tramitar las denominadas como "leyes de desconexión", la primera de las cuales sería la futura ley de referéndum de autodeterminación que ya han redactado y presentado públicamente.

El jueves tendrá lugar otra reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces para examinar la petición del grupo de CSQEP para que las enmiendas subsiguientes a incorporar a la reforma del Reglamento sean debatidas en comisión antes de llegar al pleno.

Esta petición, sin embargo, implicaría retrasar la aprobación definitiva de la reforma del Reglamento, por lo que lo más probable es que la propuesta de CSQEP sea rechazada por la mayoría independentista de la Cámara. EFE