El número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo disminuyó en 210.484 personas durante 2018 (6,2 % menos), hasta situar la cifra total de parados en 3.202.297, la más baja desde 2008. 

 

 

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo, el número de desempleados registrados cayó en diciembre en 50.570 personas respecto al mes anterior (1,5 % menos), principalmente por la salida del desempleo de 43.874 personas en el sector servicios.

El pasado año se rubricaron 22,3 millones de contrataciones, el 3,7 % más que el año anterior, de las que 20 millones fueron temporales (2,9 % más) y 2,2 millones, indefinidas, cifra que representa un máximo de la serie histórica y supone un avance del 18,4 % respecto al año anterior.

La afiliación media a la Seguridad Social cerró 2018 con un dato histórico de 19.024.165 ocupados, sólo superado en 2007, y registró un aumento de 563.965 inscritos respecto al año pasado.

Según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el incremento interanual fue del 3,06 % y de este aumento, 272.449 afiliados fueron mujeres (el 3,19 % más) y 291.516, hombres (el 2,94 % más).

En diciembre, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 78.541 ocupados respecto a noviembre, un 0,41 %.  En un comunicado de prensa, el Ministerio de Trabajo ha destacado que se trata del mejor registro en un mes de diciembre de los últimos once años ya que en 2007 se sumaron 19.372.777 ocupados.

Sin tener en cuenta el componente estacional, la cifra de afiliación también superó los 19 millones de afiliados (19.034.114) al tiempo que el número de mujeres ocupadas en 2018 marcó un máximo en la serie y ascendió a 8.826.470, el 3,19 % más que en 2017, y la cifra de hombres trabajadores fue de 10.197.695.

El número de trabajadores afiliados extranjeros sumó 1.992.849 a cierre del año pasado. Asimismo, el sistema cerró en diciembre con la incorporación de 2,28 afiliados ocupados por cada nuevo pensionista. EFE