El Parlamento del Reino Unido vota en contra del acuerdo sobre el "brexit" que alcanzó la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, con la Unión Europea (UE).

Por 432 votos en contra y 202 a favor, la Cámara de los Comunes rechazó el pacto presentado por May, que ahora deberá defender un plan alternativo.

Más de cien conservadores se rebelaron contra la disciplina de voto de su formación para oponerse al pacto de la primera ministra, que ha sufrido una de las derrotas parlamentarias más amplias infligidas a un Gobierno británico en tiempos modernos.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, anunció la presentación de una moción de censura ante la derrota de la primera ministra. La misma será debatida este 16 de enero.

La decisión de la Cámara de los Comunes pone en cuestión el calendario del Brexit, que prevé completar la salida el 29 de marzo. La Comisión Europea ha asegurado que el rechazo aumenta el riesgo de un “brexit” sin acuerdo.

La primera ministra May ya había subrayado la importancia de la votación durante su comparecencia este 15 de enero ante los Comunes al afirmar que "es la votación más importante en la que participaremos todos nosotros en nuestras carreras políticas. Definirá el futuro de Reino Unido por décadas”.

Moción de censura

Corbyn planteó esa moción poco después de que la Cámara de los Comunes rechazara por 230 votos de diferencia el acuerdo del "brexit" alcanzado entre el Ejecutivo conservador y la Unión Europea (UE).

El líder de la oposición calificó el rechazo al acuerdo como "catastrófico fracaso" del Gobierno conservador y aseguró que es "la peor derrota" -432 votos en contra y 202 a favor- de un Ejecutivo en unas votación similar desde los años 20 del siglo pasado.

El político laborista señaló que después de dos años de negociaciones el veredicto era "totalmente decisivo".

La primera ministra confirmó que la moción de censura se debatirá y votará esa moción de censura el 16 de enero, la cual podría desembocar, en última instancia, en unas elecciones generales anticipadas en el Reino Unido.

Si May no recibe el respaldo de al menos la mitad de la cámara, se abrirá un periodo de 14 días en el que ella u otro candidato tendrán la opción de volver a proponer un Ejecutivo que cuente con la aprobación del Parlamento.

Pero si, pasado ese periodo, los diputados no han respaldado a un nuevo Gobierno, se iniciará de forma automática el proceso para celebrar unas comicios, el objetivo que persigue el líder de la oposición.

Tanto el Partido Nacionalista Escocés (SNP) como el Partido Liberal Demócrata han indicado que apoyarán una moción de censura contra May, si bien el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio parlamentario de los conservadores, ha insistido esta semana en que no planea respaldarla.

Sin el apoyo del DUP, clave para formar mayorías en los Comunes en esta legislatura, la moción de censura tiene pocas opciones de prosperar.EFE