El índice de precios de consumo (IPC) cerró este año 2018 en el 1,2 % interanual, tras haberse moderado en más de un punto en los dos últimos meses del año.

 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado que el dato de la inflación del mes de diciembre, que es cinco décimas inferior al de noviembre como consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes, sobre todo del gasóleo y la gasolina.

Aunque la inflación interanual prácticamente se redujo a la mitad en los dos últimos meses del año (desde el 2,3 % de octubre), el cierre de 2018 en el 1,2 % supone una décima más respecto al cierre de 2017 (1,1 %).

El IPC Armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro, coincide en el 1,2 %, tras un descenso también de cinco décimas respecto a noviembre.

Los principales responsables de esta contención de la inflación son los productos de transporte, que únicamente han subido el 0,2 % interanual, más de tres puntos menos que en el mes anterior, consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes.

Esa caída de los precios de los carburantes también ayudó a contener los precios de los productos incluidos en el epígrafe de vivienda, mientras que también bajaron los de servicios de alojamiento.

En el extremo contrario, los productos relacionados con el ocio y la cultura son los que más se recuperaron en diciembre, porque pasaron de caer el 0,5 % en noviembre al 0,1 % en diciembre, debido a que los precios de los paquetes turísticos subieron este mes más de lo que lo hicieron en 2017.

El IPC comenzó 2018 en el 0,6 %, la tasa más baja del año y a partir de ahí fue repuntando hasta el 1,1 % en febrero y al 1,2 % en marzo, hasta volver a moderarse en abril al 1,1 %.

En mayo repuntó al 2,1 % y en junio, al 2,3 %, mientras que en los dos meses siguientes se situó en el 2,2 %. En septiembre y octubre volvió a subir ligeramente al 2,3 %.

En la recta final del año, y gracias a la caída de la cotización del crudo en los mercados internacionales, ha sido cuando la inflación ha perdido gran parte del terreno ganado durante el ejercicio.

Así, en noviembre se moderó seis décimas, hasta el 1,7 %, y en diciembre cinco décimas, con lo que el IPC se ha quedado para cerrar el año en casi la mitad del pico alcanzado en los meses de verano. EFE