Ayudar niños sin recursos invirtiendo tan sólo 30 segundos de tiempo en las compras online es una de las opciones de esta nueva iniciativa.

Prize Product es una plataforma web que permite a los usuarios decidir a qué proyecto educativo solidario quieren que la tienda online done el 7% de su compra.

Este proyecto, llevado a cabo por Lucía Igartua, junto a su socio Marco López de Carrizosa, se enfoca en tratar de conseguir que a través de la compra responsable y solidaria se ayude a extender la educación por todo el globo.

¿Por qué se decidieron a emprender?

Para prestar un servicio y cubrir una necesidad generada por la situación del mercado.

¿Cuándo y por qué nace?

En otoño de 2014 nace la idea de iniciar una startup social para poner en contacto a minoristas y fabricantes con ONG. De esta manera diseñamos un plan de negocio y tomamos las primeras acciones para ponerlo en marcha. Gracias al programa de Dat Venture tuvimos claro que debíamos empezar en EEUU, donde la conciencia social está más integrada.

¿Qué le diferencia de sus competidores?

Actualmente no existe una plataforma que permita transparencia y accesibilidad total de la canalización de los fondos donados por los departamentos de responsabilidad social corporativa y ONG. Prize Product permite a todos las partes implicadas, incluido el consumidor final, beneficiarse de esta plataforma.

¿Cuánto se ha invertido?

Puesto que es una empresa de reciente creación y está en su fase inicial, de momento no cuenta con un historial financiero. No obstante se han invertido más de 12.000€ para poder arrancar.

¿En qué ciudades se halla presente actualmente?

Actualmente estamos en Boston y a lo largo de la primavera de 2015 pensamos abrir mercado en San Francisco y España.

¿El mayor obstáculo actual en su proyecto?

El mayor obstáculo, como en cualquier empresa que empieza con capital privado es construir la primera red de contactos y referencias.

¿Cómo ve su proyecto en el futuro?

A pesar de que en Estados Unidos la conciencia social está mucho más desarrollada que en España, esperamos poder tener los primeros acuerdos con productores a lo largo de 2015.