Juan Pineda es el creador del ‘Kit Adapta’, un sistema que permite conectar una silla de ruedas a una bicicleta para favorecer el paseo de personas con problemas de movilidad. Para hacer evolucionar su invento ha desarrollado a la vez una variada trayectoria profesional.

Juan Pineda presume de no haber trabajado “nunca” para otra persona. Su caso es el de alguien inquieto, que ha pasado por multitud de ámbitos profesionales siempre desde la faceta del emprendedor, al tiempo que perfeccionaba el ‘Kit Adapta’, una invención que permite conectar una bicicleta y una silla de ruedas, que ha patentado y es distribuido por una empresa farmacéutica multinacional.

“Lo primero que patenté fue una bicicleta, en la que la parte delantera era el soporte de la silla de ruedas. Fue en 2010 y tuvo buena acogida, la distribuíamos por Internet”, apunta Pineda en una conversación con EFEemprende.

Adaptación y producción internacional

Después de tener la bicicleta con la silla de ruedas adaptada, fue teniendo distintos encargos y recibiendo opiniones de las personas que requerían su invento. “La gente nos iba pidiendo cosas, y al haber peticiones similares fuimos cambiando el sistema. Hasta que llegamos a la conclusión de que lo que la gente necesitaba era la pieza por separado”, detalla.

De esta forma, de la bicicleta pasó al Kit Adapta, finalizado en octubre de 2014, que permite conectar cualquier bicicleta a una silla de ruedas sin mayores adaptaciones mecánicas.

El mes siguiente de tener el producto terminado, la empresa farmacéutica Medilast le contactó y llevó su producto a ferias internacionales de medicina. Desde enero de este año se está vendiendo no solo en España, sino en países como México o Chile, y están cerrando acuerdos con vendedores en varios países europeos, entre ellos en Alemania.

El producto ha captado la atención incluso del operador de aeropuertos Aena, que está estudiando incluirlo dentro de su catálogo de posibilidades para las personas con movilidad reducida en todos los aeropuertos que gestiona.

Reconvertirse para continuar

Este emprendedor de 29 años radicado en Málaga, con formación artística pero curtido a partir de la práctica empresarial, ha ido desarrollando otros negocios a la vez que perfeccionaba su invento y levantaba su empresa, Pineda Movilidad.

Juan Pineda dirige ahora Pineda Movilidad, una empresa de marketing y otra de mensajería

“Tuve un salón de tatuajes, me dediqué a la aerografía de motos y coches; también tuve una discoteca. Paralelamente a todos estos negocios y con los ingresos que obtenía, iba desarrollando la bicicleta y podía ir invirtiendo en Pineda Movilidad”, explica.

De hecho, en estos momentos Juan Pineda cuenta con una empresa de marketing y está organizando una empresa de mensajería, pensada para aprovechar el auge del comercio electrónico.

“Soy muy emprendedor, nunca he trabajado para nadie”, afirma Juan Pineda, que sigue buscando negocios siguiendo “las necesidades del mercado”.