Los emprendedores de Mirubee han inventado un dispositivo que ‘escucha’ a tus electrodomésticos y mide su consumo eléctrico de forma individualizada para que ahorres en la factura de la luz.

Comenzaron preparando un proyecto sobre domótica, pero luego se dieron cuenta que el consumo eléctrico es uno de los asuntos que más preocupan a los españoles.

En Mirubee han creado un dispositivo que, conectado al cuadro eléctrico del domicilio, registra el consumo general de la casa y discrimina el consumo individual de cada aparato, de una forma que podría asemejarse a ‘escuchar’ el consumo de cada uno de ellos.

“El aparato mide el consumo total general, con detalle. Analizando esa señal sabe reconocer diferentes electrodomésticos por la huella de su consumo, así puede medir cada uno de ellos. Los que reconoce son la lavadora, la secadora, el lavaplatos, la vitrocerámica, el horno, el microondas, la nevera, los termos de agua caliente y los radiadores eléctricos”, explica a EFEemprende Álex Barberá, uno de los fundadores de Mirubee junto a Nacho Vives.

"El sistema hace como un reconocimiento de voz para distinguir cada electrodoméstico"

¿Cómo detecta el sistema de Mirubee que el consumo procede de un electrodoméstico u otro? En función de cómo consumen. Un horno tiene un consumo fuerte de potencia en un tiempo largo, con encendidos y apagados que Barberá asegura son “característicos”. Una vitrocerámica consume en tiempos más cortos, aún más un microondas; la nevera tiene un compresor que se enciende y se apaga.

“El consumo de una lavadora hace ‘zigzags’ como si fuera un sismógrafo. Es como un reconocimiento de voz, así distinguimos el uso de cada electrodoméstico. Estas características, curvas, detalles, nos permiten separar una cosa de otra”, agrega Barberá.

Pese a todo, hay consumos que por su variabilidad son aún difíciles distinguir para Mirubee. Es el caso de la iluminación, los televisores o los ordenadores. Estos se distinguen en una zona gris dentro de su aplicación. En ella, también se encuentra un aspecto importante, el consumo permanente, aquel que no baja en todo el día y que tiene que ver con aparatos que se mantienen siempre encendidos o en modo ‘standby’ (router de Internet, vitrocerámica, aire acondicionado). Este tipo de consumos pueden representar el 15% de la factura, aseguran.

Control del consumo eléctrico

El sistema de medición se complementa con una aplicación y una web con una zona privada en la que el usuario puede ver cuáles han sido sus consumos. A tiempo real puede ver lo que está consumiendo en ese momento, la información de su gráfica de consumo o la distribución de ese consumo por los electrodomésticos que tiene instalados.

“La otra parte es el análisis del potencial de ahorro. Ahí ves en qué momento tienes tus consumos máximos y mínimos y analizamos si te conviene bajar la potencia contratada, que es un ahorro potencial fácil. También hay otro gráfico que permitiría saber lo que gastarías con una tarifa de discriminación horaria, podrías ver lo que te hubieras ahorrado”, explica Barberá.

Con esta información, el usuario puede tomar decisiones que afecten a su consumo y a la factura de la luz que terminará pagando a final de mes.

Una de ellas puede ser desplazar determinados consumos a las franjas horarias más baratas: poner la lavadora o utilizar la plancha. En el futuro, este tipo de consejos vendrán también en la aplicación, aseguran.

Instalación del dispositivo

El sistema de Mirubee requiere instalar un dispositivo que tiene un coste de 120 euros y conectarlo al cuadro eléctrico de la casa.

Ellos tienen un acuerdo con una red de instaladores distribuidos por toda España, aunque la mayor parte de las ventas que han realizado desde enero, cuando pusieron a la venta el dispositivo, no han requerido este servicio.

“No es que sea complicado, está explicado en el manual, pero hay que ser un poco manitas. Es como colgar una lámpara del techo si tienes que hacer un empalme con una regleta. Si haces bricolaje no tendrías problema”, comenta Barberá. En estos meses, han vendido varios centenares de sus aparatos, la mayoría a partir de su página web y con un ritmo creciente.

Paso por Wayra e interés de eléctricas

Los creadores de Mirubee llevan casi cuatro años trabajando en este sistema, que comenzó buscando ser algo parecido a un sistema domótico, pero después fue cambiando tras la detección de las necesidades.

Barberá trabajaba con los consumos eléctricos de grandes edificios y se dio cuenta de que los consumos de los domicilios no estaban atendidos.

“Nos dimos cuenta que las casas son un mercado masivo y que está mal atendido, pensamos que había que hacer una solución barata y muy potente”, argumenta el creador de Mirubee.

"Este tipo de dispositivo ayudaría a mejorar la imagen de las eléctricas"

Para pulir la idea de negocio, pasaron por Wayra, la aceleradora de Telefónica, a finales de 2011, para lo cual tanto Barberá como Vives dejaron sus empleos. Allí pulieron la idea de negocio e investigaron los patrones eléctricos de los electrodomésticos. “Nos ayudaron a encontrar nuestro valor y la posibilidad de diferenciación”, recuerda.

Ese desarrollo, que pensaban les llevaría un año, ha terminado viéndose incrementado en tres para pulir la parte informática que convierte la detección de los consumos en información procesable por el sistema. Durante este tiempo también tuvieron una inversión de la empresa energética italiana Enel.

A futuro, no descartan ser proveedores tecnológicos de alguna compañía eléctrica que quiera distribuir su sistema entre sus abonados. “Ahora mismo hay una gran falta de confianza en las eléctricas, este tipo de dispositivos ayudaría a cambiar su imagen entre los consumidores”, asegura Barberá.