1785 es una startup privada, independiente y sin connotaciones ideológicas, afirman sus promotores, que quiere aportar con sus productos, una imagen positiva y renovada de España, a través de diseño.

Para ello, ha iniciado una campaña de crowdfunding en Kickstarter para su financiación, junto a una campaña en las redes sociales a través de la etiqueta #apoya1785 para incentivar la participación.

Posteriormente, tiene previsto abrirse a nuevos inversores estratégicos para el modelo de negocio. Junto a capital, se podrá aportar infraestructuras, experiencia y reforzar los puntos claves para el desarrollo de la marca.

El objetivo de la marca es transmitir "una imagen positiva, fresca y renovada del país", así como "influir en el cambio de percepción que tienen los españoles de sí mismos a través de dos vertientes.

Uno de estos ejes es el emocional, dirigido "a destacar los valores que forjan nuestra personalidad", y el otro con el que se quiere aportar "un aire nuevo a los productos con la imagen de España, con creatividad y diseño, buscando romper la barrera que nos impide, en ocasiones, exteriorizar nuestra identidad".

Diseño y fabricación española

Los productos de 1785 (polos, camisetas, cuadernos, agendas, entre otros) están diseñados y fabricados en España, cumplen con unos estándares  medioambientales, y una parte de sus beneficios se invertirán en proyectos sociales a desarrollar dentro del país.

El nombre de este proyecto, 1785, está inspirado en la fecha que da origen a la bandera española.

Los promotores de esta iniciativa, además, han creado Manifiesto 1785, presentada en las cuatro lenguas oficiales, en el que han querido plasmar la filosofía del proyecto, basada "en aquello que nos identifica como españoles: solidaridad, energía positiva, creatividad, talento, ...".