Los autónomos han generado un total de 75.524 nuevos empleos netos en 2015, de los cuales 36.305 son nuevos puestos de trabajo asallariado y 39.218 son nuevas altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, según un informe de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

El número de trabajadores por cuenta ajena contratados por un autónomo ha pasado de 775.590 en 2014 a 811.895 en 2015, lo que supone un crecimiento del 4,7%, según el comunicado emitido.

Este informe también señala que de los 3.165.812 autónomos dados de alta en España a cierre de 2015, cuatro de cada diez (1.206.199 personas), están constituidos con algún tipo de de forma societaria y que 1.959.613 están dados de alta en la Seguridad Social como persona física.

Los autónomos empleadores que tienen al menos un trabajador a su cargo han crecido un 2,7% en 2015, hasta los 409.089. El empleo generado ha pasado de 775.590 en 2014 a 811.895 en 2015, lo que supone un incremento del 4,7% en el número de empleados.

El estudio señala que el número de autónomos con cinco o más trabajadores registrado en 2015 ha alcanzado su máximo histórico, cuando se situó en 4.246 personas.

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, ha explicado que no se puede afirmar que el crecimiento de autónomos son falsos autónomos, ya que "no contratarían".

"Aunque es cierto que el falso autónomo existe, si fueran los protagonistas del crecimiento estaríamos ante unos datos completamente diferentes, donde tendrían que aumentar los autónomos persona física y sin trabajadores a su cargo, que aunque crecen lo hacen a un ritmo menor que el resto”, ha afirmado Amor.