DigiPen Institute of Technology es un centro de enseñanza universitario dedicado a formar profesionales expertos en la creación de videojuegos y arte digital. Creado hace 28 años, fue el primero del mundo en esta especialidad, y en 2011 abrió en Bilbao su sede europea.

El primer centro de estudios de DigiPen fue abierto en Vancouver, para luego ser trasladado a Redmond, ciudad del estado de Washington que es la sede de empresas como Microsoft o Nintendo America.

En esta ciudad, la institución "ha coadyuvado al crecimiento del sector de las tecnologías interactivas digitales multimedia", señala el director general de su campus europeo, Ignacio de Otalora, en una entrevista a EFEemprende.

Otalora trabajó "proactivamente" desde el cargo que ocupaba en la Cámara de Comercio de Bilbao para conseguir que DigiPen abriese un campus en la ciudad vasca.

El objetivo era "contribuir al desarrollo socioeconómico del territorio histórico de Vizcaya", y en este sentido, desde la Cámara de Comercio identificaron las industrias creativas como un sector que supone "una parte sustancial de la economía de algunos países altamente desarrollados".

Dentro de este ámbito, el sector del videojuego les pareció interesante porque, entre otras características, requiere de profesionales con altas cualificaciones, está a la vanguardia de la tecnología, exige una formación avanzada y específica, acredita grandes cifras de facturación, tiene un mercado global y un gran potencial de transversalidad con otros sectores productivos.

Una oferta formativa altamente especializada

La Cámara de Comercio de Bilbao consiguió, así, que DigiPen abriese su campus en España, el segundo fuera de Estados Unidos tras el de Singapur. En él, la universidad ofrece dos grados altamente especializados, que según su director "se ajustan a lo que requiere la industria en estos momentos".

Los alumnos trabajan "con las mismas exigencias que en la industria, en proyectos reales", lo que hace que la transición a la empresa sea muy liviana, y según Otalora "empiezan a ser productivos desde el primer día".

"Ofrecemos una formación que se ajusta a lo que requiere la industria"

Apoya esta afirmación reseñando que entre los alumnos de la universidad hay trabajadores de multinacionales del sector, que han participado en el desarrollo de videojuegos muy conocidos como Call of Duty, Halo, League of Legends, Need for Speed, etc.

Uno de estos grados especializados es el de Bellas artes en arte digital y animación, el otro es el de Ingeniería informática en simulación interactiva en tiempo real.

Además del sector del videojuego, los alumnos de DigiPen pueden aplicar sus conocimientos en otros como defensa, aeronáutica o automoción. Por ejemplo, alumnos graduados en el campus de Bilbao están llevando a cabo un proyecto innovador en el ámbito de la optometría, en la empresa Davalor Salud.

La institución tiene un departamento de I+D+i que trabaja en estos ámbitos, lo que le sirve para "ampliar el rango de salidas laborales" de los estudios que imparte y crear novedades tecnológicas para industrias variadas.

Visitas de profesionales consagrados

Al campus bilbaíno acuden regularmente creadores consolidados del mundo del videojuego y el arte digital, como Pablo Hoyos, integrante de Rocksteady Studios, que ha participado en el desarrollo de títulos como Batman: Arkham Asylum o Batman: Arkham Knight, entre otros.

También ha visitado recientemente la sede europea de DigiPen Jazno Francoeur, que trabajó en Disney. Entre su curriculum se encuentra la participación en títulos como El Rey León, Tarzán o Mulán.

Durante estas visitas, los profesionales hablan con los alumnos, resuelven sus dudas y les orientan desde su experiencia. También "valoran los trabajos que éstos desarrollan y les aportan ideas", explica Otalora.

Para acceder a los cursos de DigiPen se requiere haber aprobado la selectividad y superar unas pruebas que la propia institución realiza, adecuadas al grado que quiere cursar el candidato.

Además, es imprescindible tener buen nivel de inglés, idioma en el que se desarrollan las clases en ésta universidad.

Historia de la universidad

DigiPen fue creada hace 19 años por Claude Comair, cofundador de Nintendo Software Technology, compañía con sede en Redmond que desarrolla juegos para las plataformas Nintendo. No encontraba en el mercado profesionales adecuados a sus necesidades, y entonces decidió crear una institución en la que ofrecer "los conocimientos, habilidades y competencias necesarias para trabajar en la industria del videojuego".

Además de con Nintendo, DigiPen mantiene una relación "privilegiada" con otras compañías como Microsoft, Valve y Ubisoft, las cuales "emplean habitualmente a sus alumnos una vez graduados", asegura el director de su campus en Bilbao.

Señala también que muchos proyectos del alumnado, videojuegos y animaciones en 2D y 3D, han sido reconocidos con numerosos premios. En el Independent Games Festival, por ejemplo, "han obtenido 53 premios, más que ningún otro centro de académico del mundo".

"Apoyamos a los antiguos alumnos con una labor de interlocución y asesoramiento"

También destaca que la exitosa saga Portal surgió a partir de un proyecto desarrollado por alumnos de DigiPen.

Cuando Valve se interesó por el juego, la universidad le ofreció contratar a los alumnos que lo habían desarrollado, como única forma de hacerse con él.

El campus de Bilbao apoya a sus antiguos alumnos en el caso de que estos decidan emprender, les asesora, aloja y conecta con empresas e instituciones relevantes, "como una incubadora empresarial". 

Un ejemplo es Kaia Studios, compañía integrada por antiguos alumnos que ha creado Dinasty Feud y tiene varios proyectos en desarrollo.

En otros ámbitos  DigiPen ha obtenido el reconocimiento de empresas como Boeing, que le nombró como mejor proveedor tecnológico en 2008. En 2010 en reconocimiento a la contribución de DigiPen al desarrollo del sector de contenidos digitales, el alcalde de Redmond designó el día 27 de Agosto como el día de DigiPen.

Planes de futuro

La hoja de ruta de DigiPen en Europa se articula en torno a tres pilares. El primero, impulsar un nuevo sector de actividad, "animando el emprendimiento y apoyando los proyectos creados por alumnos graduados y nutriendo a empresas de profesionales con altas cualificaciones”.

De este modo, las empresas "crecerán, se harán más competitivas y entrarán en segmentos de mercado donde actualmente no están", asegura Otalora.

Otro de los pilares consiste en potenciar la investigación científica y el desarrollo tecnológico, poniendo en valor y adaptando a las necesidades de las empresas locales el fondo de comercio desarrollado en el Campus de Estados Unidos, “actualmente estamos trabajando en sectores como el urbanismo o la energía”, explica.

Por último, el campus europeo de DigiPen quiere ampliar su oferta formativa, hasta "cubrir toda la cadena de valor de la formación", tal y como sucede en Estados Unidos, donde la universidad tiene propuestas de formación extraescolar desde los 6 años de edad hasta los 18, "además de ocho grados, dos másteres y cursos de formación contínua", detalla Otalora.

Programas formativos que se irán implantando en el campus de Bilbao siempre "ajustando la oferta a las necesidades y demandas del mercado" y con la “garantía de adaptación permanente del currículum a los requerimientos de la industria”, concluye su director.