Combinar la búsqueda de festivales de música con la planificación de los viajes es el objetivo de este nuevo buscador. Con él, los usuarios pueden descubrir nuevos eventos, planificar viajes, incluyendo los traslados, alojamientos y entradas, compartir sus experiencias con los miembros de la comunidad e incluso dar y recibir consejos de otros usuarios sobre la mejor forma de disfrutar de los festivales.

Tras fundar y encabezar durante cinco años Visual Thinking, compañía especializada en infografía y visualización de datos que da servicio a empresas como BBVA, Bankinter o Fundación Telefónica, entre otras, Miguel Elizondo, el consejero delegado de Festrip, vendió su participación de la empresa para centrarse en este nuevo proyecto.

Festrip.com nace a principios de 2015, ¿cuáles son sus objetivos?

Festrip pretende mejorar la experiencia turística de los asistentes a festivales de música desde cuatro puntos de vista.

Con una base de datos interrelacionada y geolocalizada de 900 ediciones de festivales de todo el mundo, 28.000 grupos y más de 250 ciudades. Esto permite a los usuarios descubrir festivales en función a sus grupos favoritos o ciudades de destino de sus vacaciones.

Generando contenido propio a través de guías turísticas centradas en las necesidades de los asistentes a festivales de música tales como recomendaciones de restaurantes o planes compatibles con la asistencia al festival.

Con una comunidad de usuarios que generan recomendaciones previas y comentarios sobre los festivales, compartiendo sus expectativas, vivencias, fotos, listas de actuaciones favoritas, valoraciones del cartel, el precio de las entradas, la comida o el recinto del festival entre otras.

También hacemos paquetes de viajes de hotel y entrada y con experiencias gastronómicas o culturales opcionales.

¿Por qué deciden crear un proyecto así?

En un viaje a un festival de música sólo el 30% del tiempo de esa vivencia se desarrolla dentro del festival. El otro 70% tiene que ver con el desplazamiento, el alojamiento, y también con la gastronomía y el disfrute de la ciudad donde se celebra el evento.

Detectamos que existe muchísima oferta comercial e informativa sobre la parte musical del festival de música pero existe un déficit informativo en lo que tiene que ver con la parte turística de esa vivencia, el transporte dentro de la ciudad o la oferta cultural y gastronómica compatible con el festival.

¿Es fácil hacer funcionar una iniciativa así en España?

Comenzar un negocio es un proyecto de por sí difícil se comience donde se comience. Además de la fortaleza del equipo y las posibilidades del nicho de negocio al que se dirige, influyen factores de difícil control como la regulación, la fiscalidad o la propia marcha económica del país que influye en la capacidad de financiación de sus empresas. Está claro que otros países ofrecen ciertas ventajas fiscales y un mayor y mejor acceso a financiación a las empresas de reciente creación.

Pero del mismo modo en España tenemos mucho talento a precios competitivos. Los proyectos más prósperos se diferencian de los que se quedan por el camino por su capacidad de sobreponerse a las dificultades y de adaptarse a los cambios. De España han salido proyectos como Inditex o Mercadona, por lo que es posible crear grandes negocios desde este país.

¿Por qué se han especializado en la organización de viajes para festivales de música?

En España somos una potencia mundial turística. Del mismo modo, contamos con una nómina creciente y próspera de festivales de música. Referentes a nivel mundial como el Primavera Sound o el Sonar y otros festivales con impacto cada vez mayor como el BBK e iniciativas que pretenden llevar la experiencia de los asistentes a festivales de música a otro nivel como el Vida Festival.

La diferencia de un festival de música u otro viaje cultural es que implica una estancia de tres noches en el lugar donde se celebra. Eso implica varios días de pernoctaciones, necesidades gastronómicas y ofrece el tiempo suficiente para conocer un poco la ciudad. Pensamos que podemos ayudar a optimizar el tiempo de organización previo al festival y el de la instancia del festival para hacer que la experiencia del asistente que va a ser sobresaliente dentro del festival también llegue a un alto nivel fuera de las puertas del festival

¿Qué tipo de experiencias ofrecen a sus clientes?

Queremos facilitar en todo lo que podamos el tiempo que pasan fuera del festival. Ayudarles a descansar pero también a disfrutar de la ciudad, facilitándoles productos e información que les haga disfrutar lo máximo posible, optimizando al máximo su tiempo.

¿Qué repercusión ha tenido para Festrip participar en el Campus Google 2016?

Campus Madrid llegó para nosotros en un momento clave. Unos tres meses después de tener conformada la empresa, nos proporcionó un espacio en el que, sobre todas las cosas, se limitan al máximo las dificultades. Nos dio la oportunidad de formar parte de TechHub, una comunidad que nos ofrece, además de un inmejorable entorno de trabajo, una red a nivel mundial donde apoyarnos y nos permite ser globales en mentalidad pero también en operatividad desde el día uno. Un lugar en el que además hemos conocido freelances y colaboradores que nos han ayudado muchísimo.

En el Campus también fuimos seleccionados como finalistas en Seedrocket lo que nos puso en contacto con mentores de primer nivel que también está siendo clave en nuestra evolución. Por último, aunque la falta de tiempo no nos permite asistir a todos los que quisiéramos, Campus Madrid ofrece a día de hoy la mejor nómina de eventos de emprendimiento y tecnología de este país.

¿Cuáles son las claves de su éxito?

Aún tenemos que demostrar muchas cosas para poder considerarnos un proyecto exitoso. Pero en estas primeras etapas si por algo hemos destacado es por tener un equipo compensado en el que cubrimos de manera solvente la parte técnica, de producto, contenidos, marketing, negocio pero también cuestiones como analítica o posicionamiento en buscadores. Mucho talento y muchas ganas de hacer un negocio sostenible

¿Cuánto se ha invertido en el proyecto?

Actualmente contamos con inversión propia de los fundadores que nos ha dado viabilidad para los dos primeros años. El equipo actualmente está conformado por cuatro personas a tiempo completo, dos a tiempo parcial y colaboradores puntuales en marketing, usabilidad y diseño, SEO, analítica o legal.

Esperamos tener nuestros primeros ingresos a lo largo del segundo trimestre del año y nuestra estrategia es impulsar las ventas entre septiembre y diciembre de 2016 de cara a la temporada de festivales de 2017.

¿Cómo ve su proyecto en el futuro?

Nos vemos como una plataforma gracias a la cual los asistentes a festival de música puedan tener una experiencia más plena y como un partner para los promotores de este tipo de eventos en el que puedan apoyarse y ofrecer un producto aún mejor.

¿Cuáles son sus próximos retos?

Conseguir un . Que nuestros propios usuarios queden satisfechos con lo que les ofrecemos y nos recomienden. Ampliar nuestro equipo y contar con más recursos para poder ofrecer una oferta mayor y mejor adaptada a las necesidades de nuestros usuarios.