Las líneas de la Empresa Nacional de Innovación ENISA, modificadas por el último Consejo de Ministros en cuanto a las empresas de base tecnológica, han quedado fijadas en 82,6 millones para este año 2016, incluyendo emprendedores, competitividad y agenda digital.

Las líneas de financiación de la Empresa Nacional de Innovación ENISA, que se dedica a dar financiación a pymes con un componente innovador, han quedado fijadas en 82,6 millones (79,6 millones procedentes de la Dirección General de Industria y 3 millones de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones para proyectos de la Agenda Digital), después del último acuerdo del Consejo de Ministros respecto a la línea de empresas de base tecnológica.

El Consejo de Ministros del pasado 1 de julio aprobó una adenda al convenio con Enisa por el cual la línea de préstamos participativos a los proyectos de empresas de base tecnológica se disminuía en 18,6 millones de euros, de los 20,4 millones previstos inicialmente en el Consejo de Ministros del 29 de abril a 1,7 millones finales.

Según ha podido saber EFEemprende, esta disminución ya estaba contemplada en parte por Enisa con un recorte previsto de 18 millones en las líneas procedentes de Industria (que incluyen la financiación a jóvenes emprendedores, emprendedores, competitividad y empresas de base tecnológica), como ya admitió en una entrevista a EFE el consejero delegado de Enisa, Bruno Fernández.

No obstante, la decisión del Consejo de Ministros del 1 de julio cifra la disminución final en 18,6 millones, ya que los otros 1,7 millones para las pymes tecnológicas hasta el total inicial de 20,4 corresponden a préstamos que ya han sido concedidos por Enisa. El resultado total es de 79,6 millones en las líneas de Industria y 3 de la Agenda Digital, que como ya confirmó Fernández había sido reducida en 12 millones; para un presupuesto global de 82.642.240 euros.

Redirigir empresas y ajustar cantidades

“Es un recorte importante, pero que en principio no debería afectar a ningún colectivo de empresas”, explicó Bruno Fernández en una entrevista a EFEemprende, en la que explicó que afrontarán el recorte aprovechando la amplitud de las definiciones. “Las definiciones permiten asignar empresas a otras líneas”, agregó, lo cual permite que las empresas de base tecnológica puedan acogerse a otros programas de financiación de Enisa.

“Lo que estamos analizando es intentar llevar a cabo un ajuste de las cantidades que se van a ofrecer, ajustar el importe medio de los préstamos para llegar a más empresas. Por otra parte, el grado de ejecución no llegó el año pasado al cien por cien en algunas líneas, como en la de jóvenes de emprendedores”, añadió el consejero delegado de la empresa pública de préstamos a pymes.

La empresa pública ha lanzado este martes un comunicado en el que especifica que en los primeros seis meses de 2016 han recibido más de 550 solicitudes de financiación, de las cuales el sector TIC acumula el 40% de las solicitudes y cerca del 30 % pertenecen a Jóvenes Emprendedores.