Se trata de una plataforma de distribución de videojuegos por medio de la tecnología de transmisión en directo para jugar desde cualquier dispositivo conectado a internet sin descargas ni instalaciones.

En noviembre de 2013 se puso en marcha PlayGiga, una plataforma tecnológica y editorial, creada con el objetivo de liderar la transmisión de juegos en la nube (cloud gaming) mediante el desarrollo de un servicio único en el mundo.

Como explica su director general, Juan Gili, “el cloud gaming se refiere a juegos que se transmiten por streaming a dispositivos conectados a Internet. Esta tecnología y los servidores en la nube permiten reproducir todo tipo de juegos en cualquier dispositivo sin necesidad de descargar el software o de poseer un ordenador de gama alta o una consola”.

¿Por qué deciden crear un proyecto así?

En esta década estamos viendo una transición acelerada del formato digital al streaming. Y es lógico, la nueva generación de millenials demanda gratificación instantánea, no quiere esperas ni molestias como descargas, actualizaciones, parches, etc.

La idea de negocio surgió de esta manera, al identificar una nueva forma de distribución de videojuegos en un hueco que compañías como Netflix o Spotify ya habían detectado y cubierto en otros ámbitos -el cine y la música, respectivamente.

¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de poner en marcha el proyecto?

Nuestro país tiene cosas buenísimas, pero es complicado a la hora de desarrollar un proyecto líder como el nuestro, a la vanguardia tecnológica mundial. La financiación fue, y sigue siendo, un desafío.

¿Qué tipo de juegos ofrecen a sus clientes?

Nuestra plataforma soporta todo tipo de géneros, tipologías, motores… No tenemos un catálogo tipo. El catálogo se construye ad-hoc según la audiencia objetivo. Es un catálogo personalizado basado en el mercado, audiencia, región… Los juegos se seleccionan cuidadosamente buscando siempre que tengan un sentido para el usuario al que se dirige, que son fundamentalmente familias con hijos y jugadores de PC, pero no heavy users.

¿Cuál parece que va a ser el juego más demandado?

Nuestro primer lanzamiento comercial, de la mano de la principal empresa de telecomunicación del país, tendrá lugar en Italia en este cuarto trimestre del año así que hasta entonces no lo sabremos seguro, pero, por las demos que hemos estado realizando en varios territorios, parece que el usuario inicialmente se decanta por juegos conocidos o de mecánicas fácilmente comprensibles.

Sin embargo, una de las grandes ventajas de nuestro servicio es precisamente ofrecer al jugador una selección relevante y atractiva entre los miles de lanzamientos que salen al mercado anualmente.  Sorprenderle con pequeñas joyas desconocidas.

¿Cuántas personas al mes prevén que recurran a su servicio?

Tenemos previsiones muy ambiciosas.  Nuestra meta es masificar el cloud gaming, creemos firmemente que va a ser el estándar de juego en muy poco tiempo. Los analistas prevén que el mercado global de juegos en la nube crezca a una tasa de crecimiento anual compuesto del 29,33% durante el periodo 2016-2020 y nuestro objetivo es consolidar nuestra posición de liderazgo en esta área.

¿Qué les diferencia de sus competidores?

El principal valor diferencial de PlayGiga a nivel tecnológico es que no necesitamos ningún tipo de modificación del juego por parte del desarrollador para portarlo a la plataforma. La versión comercial en PC nos vale. Gracias a esto conseguimos que los juegos estén disponibles en tiempo récord, además del ahorro en recursos que esto supone.

La optimización está muy presente en la filosofía de PlayGiga, nuestra tecnología híbrida de virtualización basada en el sistema operativo Baremetal, absolutamente única, ofrece importantes ventajas en este sentido: mayor concurrencia de usuarios, mayor escalabilidad y una integración sencilla con las infraestructuras de las grandes empresas de telecomunicaciones.

Por otra parte, la tecnología nunca debe ser un fin, solo puede ser un medio para crear valor para el usuario y, como ya he comentado anteriormente, PlayGiga aporta un importante valor añadido editorial. La inmensa experiencia en videojuegos que atesora el equipo de edición es clave a la hora de crear un servicio personalizado, muy innovador y atractivo para el usuario final.

¿Cuáles son las claves en las que se basan?

PlayGiga ha optado por diferentes canales de comercialización. El servicio que tenemos ya disponible es el canal telco, en el que nos asociamos con una operadora que ofrece el cloud gaming como propuesta de valor que complementa su oferta de contenidos.

Otro canal muy interesante es el de los “media” en el que actualmente contamos con varios proyectos pero el más avanzado es un acuerdo para Sudamérica con una importante productora y distribuidora de canales de televisión.

En tercer lugar, estamos desarrollando además nuestros propios servicios de transmisión libre (OTT), que actualmente están en fase de análisis.  Esta diversificación está siendo clave para el crecimiento de la compañía.

¿Cuál es la previsión para este 2016?

Es pronto para hablar de facturación y además los acuerdos de confidencialidad firmados con nuestros partners nos  impiden dar cifras en este sentido. La expansión real tendrá lugar en 2017 con el crecimiento del servicio en Italia y la cristalización del resto de proyectos que tenemos entre manos.

¿Próximos retos?

A corto plazo, alcanzar la consolidación empresarial de la mano del éxito en despliegues comerciales en telcos, con la visión de convertir a PlayGiga en un actor líder mundial, a considerar en cualquier lanzamiento de cloud gaming.