La aceleradora de Telefónica Wayra y la unidad de ciberseguridad de la compañía, Eleven Paths, han lanzado una convocatoria para startups de seguridad informática hasta el 2 de abril.

Wayra y Eleven Paths buscan startups de ciberseguridad que ofrezcan propuestas innovadoras entren en los programas de aceleración e inversión, para lo cual han ofrecido hasta 43 plazas en sus academias de Barcelona (8 vacantes), Madrid (7), Bogotá (Colombia, 8 plazas), Caracas (Venezuela, 5), Lima (Perú, 8) y Múnich (Alemania, 7).

El plazo de presentación termina el 2 de abril, y se puede hacer a través de la web de Open Future, donde están las bases de la convocatoria.

Estas empresas deben estar constituidas en el país para el que se realice la solicitud, tener a sus fundadores con dedicación exclusiva y llevar menos de 24 meses en comercialización activa, según las bases de Wayra.

Las compañías que opten a esta aceleración deben elegir en qué ciudad realizan su solicitud e incluir en su propuesta alguna versión ‘alpha’ o ‘beta’ del producto; las solicitudes serán evaluadas por un comité de expertos de Wayra, que dará a conocer una preselección con unas entrevistas personales.

Por último, cada startup presentará su proyecto ante un comité de selección formado por inversores, ‘business angels’, emprendedores y personal de Telefónica. Los elegidos pasarán a formar parte del programa de aceleración de Wayra.

Ciberseguridad, cada vez más necesaria para empresas y administraciones

El responsable digital de Telefónica, Chema Alonso, ha explicado en un vídeo la relevancia de la seguridad informática para particulares, negocios, empresas, administraciones públicas o incluso instituciones sanitarias.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=85&v=Nan74Gxl_SY

“Los riesgos de un fallo de seguridad o un ataque contra un sistema que utilizamos día a día son muy peligrosos. Todo el mundo ha tomado conciencia y eso ha llevado a que cada día más las necesidades de ciberseguridad se vayan expandiendo. Proteger las necesidades de ciberseguridad de un vehículo, que hace años era impensable, proteger a una pequeña empresa o los sistemas de un hospital”, ha explicado Alonso.