La empresa emergente española Foxid -especializada en fraude documental- ha desarrollado un software que verifica la autenticidad de "cualquier documento del mundo", en tiempo real y con una fiabilidad del 99,99%, según su consejero delegado, Enrique Solana.

Foxid analiza "documentos de identidad, pasaportes, carnés de conducir y permisos de residencia, y en breve permisos náuticos y licencias de caza"; ha declarado Solana en una entrevista con EFEemprende.

En total, solo el 0,5% de los documentos analizados por la compañía en el mundo son falsos, aunque existe un mayor riesgo en determinados sectores, como el de vehículos de alquiler, o algunos territorios, como el Golfo Pérsico o México, ha explicado.

En concreto, Foxid examina cada una de las verificaciones efectuadas y atribuye un nivel de riesgo por tipo de documento, sector productivo y territorio, lo que le permite detectar zonas calientes.

Esta práctica ilegal causa pérdidas en la banca europea de 1.500 millones de euros al año, como consecuencia de los fraudes sobre tarjetas de crédito, de acuerdo con los datos de Europol.

Además, el estudio Global Fraud Report 2015 señala que el 74% de las compañías de la Unión Europea (UE) estuviron afectadas por algún tipo de fraude año.

Las prácticas más habituales para falsificar documentos son el cambio de fotografía, la impresión de un documento nuevo y el borrado químico.

"Lo normal es que roben documentos a personas limpias y cambien la foto para evitar los cruces con bases de datos", ha afirmado Solana.

Eso sí, el consejero delegado de Foxid ha apuntado que hay que diferenciar entre falsificadores profesionales, que se dedican al narcotráfico o al terrorismo, y los delincuentes comunes.

¿Cómo funciona la herramienta de Foxid?

Para desarrollar su tecnología, Foxid ha trabajado "con asociaciones policiales de todo el mundo para identificar las medidas de seguridad de todos los documentos", ha indicado Solana.

La herramienta identifica si un documento es falso mediante una verificación que comienza con una primera fase automática -parecida a la que realizan otras empresas del sector- que tiene una fiabilidad del 75%.

En segundo lugar, se realiza una verificación asistida en la que se efectúa un control específico dependiendo del documento, porque "cada uno tiene una medida de seguridad que comprobar".

Por último, "si el nivel de riesgo es importante, saltan todas las verificaciones anteriores a un centro de llamadas con expertos titulados que arrojan un resultado final" con una fiabilidad del 99,99%, ha explicado.

El servicio está destinado a empresas, gobiernos y particulares, aunque para estos últimos solo está disponible la fase de verificación automática.

Foxid ha decidido cobrar a los gobiernos solo una licencia anual para un uso sin limitaciones, mientras que las empresas y particulares deben pagar por cada verificación, ha recordado Solana.

En España, Foxid ya ha cerrado un acuerdo con la Guardia Civil para utilizar la herramienta, aunque por el momento se encuentra en la fase de integración.