PlayFilm es una plataforma integral de vídeo interactivo dirigida a productoras, agencias de publicidad y compañías de cualquier tamaño que quieran captar negocio online. Les permite alojar sus vídeos en un hosting profesional, convertirlos en interactivos de forma fácil y rápida, y ganar así más dinero con ellos.

A pesar de ofrecer una forma sencilla y potente de añadir interactividad a los vídeos, como afirman los fundadores de esta empresa, Raquel Valero y Rafael Navarro, “no es sólo una solución tecnológica, sino, y sobre todo, una solución de negocio”.

La misión de PlayFilm es, en palabras de Rafael Navarro, “ayudar a agencias de publicidad, productoras y compañías de cualquier tamaño a maximizar los resultados de sus campañas digitales basadas en marketing de contenidos (inbound marketing) y, en consecuencia, a vender más”.

¿Por qué se decidieron a emprender?

Pues seguramente por vocación, y habrán influido nuestros padres, porque ellos también han sido emprendedores.

Ambos recordamos desde pequeños cómo peleaban para sacar adelante sus respectivos negocios con esfuerzo y mucha ilusión, e incluso siempre que hemos podido les hemos ayudado. Mucho de lo que sabemos se lo debemos a ellos.

Llevamos en el mundo de la empresa desde que teníamos apenas 20 años y la verdad es que emprender es duro, pero hay pocas cosas comparables a las sensaciones que genera montar un proyecto desde cero y hacerlo crecer con tu trabajo y con el de tu equipo. Como se suele decir, es una auténtica montaña rusa y, desde luego, te tiene que gustar.

¿Cuándo y por qué nace esta empresa?

Raquel Valero - PlayFilm fue fundada en junio de 2014. La ambición por innovar en los sectores audiovisual y de marketing online, nuestros orígenes, fue la semilla del proyecto.

La convergencia del marketing online hacia el vídeo y del consumo de vídeo hacia las pantallas táctiles apuntaba al vídeo interactivo como el contenido de un futuro inmediato. Así fue como nació PlayFilm, como un SaaS -software como servicio- que facilitara la producción de vídeo interactivo, reduciendo los tiempos y costes de producción. En otras palabras, democratizar la producción de vídeo interactivo.

¿Qué le diferencia de sus competidores?

Rafael Navarro - PlayFilm es la tecnología más avanzada del mercado para crear, publicar y medir campañas basadas en vídeo interactivo, y la única all-in-one, es decir, es la única plataforma capaz de crear todo aquello que puedas imaginar cuando hablamos de aplicar interactividad al vídeo.

Además de reducir los tiempos y costes de producción en más de un 75 %, la principal clave de valor de PlayFilm y que lo diferencia de sus competidores es que cuenta, en exclusiva, con el catálogo de soluciones de vídeo interactivo (plantillas) más atractivo del mercado para conectar con el usuario final.

Gracias a estas soluciones, nuestros clientes consiguen los mejores resultados con sus vídeos: más visualizaciones, más tráfico en la web del cliente, mayor tiempo de permanencia del usuario en el vídeo (y en el anuncio), menor tasa de abandono, más leads, más ventas, etc.

¿Cuánto se ha invertido en este proyecto?

R. N. - Desde su fundación en junio de 2014, PlayFilm ha recibido una inversión total de 1.450.000 euros entre capital semilla (Lead Investor Angels Capital), financiación de fondos europeos y regionales y la aceleradora Lanzadera.

La facturación de 2016 ascendió a 150.000 euros y esperamos superar el millón de euros en 2018.

¿En qué territorios tienen presencia?

R. V. - En PlayFilm operamos actualmente desde Valencia (sede) y Madrid.

Respecto a mercados abiertos, nuestro segmento o cliente son las productoras, agencias y cualquier empresa que quiera captar negocio online con sus vídeos, pero de todo el mundo. No atacamos territorios, sino segmentos de clientes a nivel internacional y con un enfoque global. Por ese motivo el software está en inglés y nuestro equipo también tiene clara vocación internacional.

¿Cuándo se ha puesto en marcha su última iniciativa y en qué consiste?

R. V. - Recientemente se acaban de lanzar dos acciones con el objetivo de captar leads, una para un pequeño comercio electrónico y otra para una gran multinacional.

En el caso del comercio electrónico, con PlayFilm pudo desarrollar una campaña completa con un coste total de 550 euros (incluyendo producción, alojamiento y difusión) y en tan solo dos días. Consiguió más de 1.000 leads de clientes potenciales, de los cuales, 80 acabaron comprando. Por lo que cada cliente le costó apenas 6 euros. Sin nuestra plataforma, esta misma campaña le habría costado, programando a mano, alrededor de un mes y más de 15.000 euros.

En cuanto a la multinacional, la agencia que desarrolló la campaña interactiva le facturó a este anunciante unos 20.000 euros por producir, alojar y servir la campaña a través del propio ad server de PlayFilm. Y le costó menos de 5.000 euros al hacerlo todo con la plataforma PlayFilm en tan solo una semana.

¿Quiénes son sus clientes potenciales?

R. N. - Nuestro cliente es cualquier compañía, independientemente de su tamaño, que haga vídeo para su comunicación interna o externa.

Grandes medios de comunicación como El País o alternativos como PlayGround, grandes anunciantes como Coca-Cola o Microsoft, o comercios de cualquier tamaño o sector que se hacen el contenido desde sus departamentos internos de marketing.

Y por supuesto agencias y productoras de cualquier tamaño como Ogilvy, McCann o BeAgency.

PlayFilm lo puede usar un técnico con conocimientos avanzados de diseño y edición de vídeo, y un becario con mínimas nociones.

¿Cuál es el mayor obstáculo actual en su proyecto?

R. N. - Nuestro mayor obstáculo es en realidad inherente a la disrupción tecnológica: la dependencia de terceros y el desconocimiento.

Nuestra tecnología es capaz de hacer cosas realmente increíbles con el vídeo, pero al final dependemos de que los dispositivos donde se va a ver tengan la capacidad de reproducirlo. Es decir, tenemos que funcionar en el último iPhone pero también en cualquier otro smartphone, tablet y ordenador, nuevo o antiguo, y eso, en cierta medida, limita nuestras posibilidades innovadoras y tenemos que ajustarnos.

Por otro lado, la audiencia e incluso nuestros clientes tienen que ir conociendo poco a poco esta nueva forma más activa de experimentar el vídeo, tal y como pasó con las fotografías, ahora todos estamos acostumbrados a modificarlas, retocarlas o ampliarlas en nuestro teléfono móvil y con nuestros propios dedos, pero cuando eran papel ni lo imaginábamos. Con el vídeo interactivo va a ocurrir lo mismo.

De estos obstáculos hemos sacado uno de nuestros principales aprendizajes: como en casi cualquier faceta de la vida, también en la innovación, a veces menos es más.

¿Cómo ven su proyecto en el futuro?

R. V. - En los próximos años, PlayFilm se convertirá en la plataforma de videomarketing de referencia a nivel internacional y nuestras soluciones de vídeo interactivo serán las más valoradas por la audiencia en general.

El usuario final identificará las soluciones de PlayFilm como una experiencia de vídeo más enriquecedora y una forma de publicidad menos molesta y más cualitativa. Con los vídeos interactivos de PlayFilm, el usuario pasa de “simplemente ver”, a convertirse en el protagonista: modificar la historia, jugar, aprender y ampliar la información o incluso comprar cualquier producto que aparece en el vídeo.