La startup Booklyng ha creado un sistema que permite a los hoteles ofrecer ofertas personalizadas a los usuarios que realizan reservas de forma online cuando estos se marchan antes de completar el proceso.

[embed]https://youtu.be/I6EOj0Z3LNc[/embed]

El consejero delegado de Booklyng, Francesco Canzoniere, ha explicado en una entrevista a Efe que "si una persona está reservando y no le interesa el precio, cuando vaya a salir de la web, el sistema le ofrecerá una oferta especial para él".

El sistema de Booklyng ofrece una oferta a los usuarios en función de su perfil y de lo interesante que ese cliente sea para el hotel.

Booklyng ha dotado a este sistema de una inteligencia capaz de entender qué necesita la persona que lo visita en función de su perfil para "crear una experiencia dinámica que conduce y persuade a la persona a comprar dentro de la web del propio hotel" y que, así, el hotel consiga optimizar sus ingresos por venta directa.

Para Canzoniere, la startup tiene tres pilares que la diferencian de sus competidores: el hotel no hace ninguna inversión para cambiar su sistema de reservas; utilizan más de cien variables para entender al cliente y dar al hotel las reglas para incentivar al cliente; y dar al hotelero un servicio de llave en mano.

Booklyng espera triplicar su cartera de clientes

El consejero delegado de Booklyng ha afirmado que prevé un crecimiento "muy importante" a corto plazo, puesto que tienen "ya más de cien hoteles interesados en entrar", y espera triplicar su cartera de clientes.

Actualmente Booklyng está presente en la página web de más de 200 hoteles de Europa y América Latina, entre los que se encuentran grandes cadenas del sector turístico español como Iberostar, Bahía Príncipe o el Grupo Palladium con Only You.

Aunque a día de hoy la startup cuenta con oficinas físicas en España, Italia y Polonia, planea abrir oficinas en Reino Unido y en Estados Unidos.

Además, Canzoniere ha anunciado que, dada la flexibilidad de la plataforma, la compañía está lanzando nuevos productos y líneas de negocio y "una marca blanca" para agencias de marketing o cadenas de supermercado, sector en el que ya tienen puesto en marcha un proyecto piloto con una compañía española.

Booklyng cuenta con Telefónica e Iberostar como dos únicos inversores, pero está preparando una ronda de financiación que le permita tener presencia, tanto física como virtual en más países.