El cofundador del fondo de inversión Big Sur Ventures, Manuel Matés, ha explicado a EFE en una entrevista que Cabify y Letgo son los primeros 'unicornios' españoles, las primeras 'startups' tecnológicas con una valoración superior a los 1.000 millones de dólares.

Matés, que ha analizado más de medio millón de operaciones de financiación de empresas emergentes en España entre 2010 y 2017,  ha constatado que la valoración en el mercado de Cabify ha superado los 1.400 millones de dólares y la de Letgo, una compañía con sede en Nueva York pero con dos cofundadores españoles y la mayoría de equipo en Barcelona, ha alcanzado 1.200 millones.

"Cabify ha tardado 6,5 años en ser un unicornio, Letgo es el segundo y lo ha conseguido en 2,3 años porque está en un sector muy apetecible que es el de los anuncios clasificados, y su objetivo es ser la web de anuncios de referencia en Estados Unidos", ha explicado el experto.

De esta manera, España ya está "en el club de los países que tienen unicornios", aquellos que cuentan con compañías que han alcanzado esta valoración, tras un año 2017 en el que, según sus datos, se ha batido el récord de inversión de capital riesgo en compañías tecnológicas emergentes en España.

2017, un año récord en inversión de capital riesgo en 'startups' tecnológicas

La inversión de fondos de capital riesgo en 'startups' tecnológicas en España en 2017 fue de 1.096,5 millones de euros, repartidos en 389 operaciones, un incremento del 77 % respecto al importe invertido en este tipo de compañías en el año 2016, que fue de 620,4 millones.

Dentro de esos 1.096,5 millones de euros de inversión en empresas tecnológicas, la mayoría (739 millones) se dirigieron a operaciones de fases de desarrollo maduras ('large stage'), 161 millones a financiación de 'serie A' y 200 millones a capital semilla para empresas de muy reciente creación.

Entre las principales rondas de inversión españolas de 2017, Matés ha destacado las rondas de Letgo (una de 165 millones de euros y otra de 85), una de Cabify (85 millones y la última de 130 lanzada junto a Easy), los 47 millones de euros captados por la compañía de financiación ID Finance, 30 millones de la empresa de análisis de datos Logtrust y otras rondas de compañías nacionales superiores a los 20 millones como Typeform, Glovo, Cornerjob o Verse.

Estas grandes rondas de financiación supusieron el 56 % del total de la inversión en 'startups' tecnológicas nacionales, menos del 72 % que representaron las grandes rondas en 2016, lo cual implica para el inversor que los grandes ejemplos no restan financiación a las pequeñas compañías.

Los principales fondos de capital riesgo nacionales por número de operaciones en tecnología fueron: Kibo Ventures, Caixa Capital Risc, Sabadell Venture Capital y Big Sur, todas ellas con más de doce operaciones en el año 2017, y los principales sectores fueron los de medios (publicidad), transporte, 'software', y 'fintech'.

España, cuarto país europeo por inversión de fondos

"España ha empezado a madurar", ha asegurado Matés, cuyos datos sitúan a nuestro país en el cuarto puesto europeo por volumen de inversión de fondos captada por las compañías tecnológicas de reciente creación, por detrás de Reino Unido, Alemania, Francia, y por delante de Suecia por primera vez.

En cuanto a ciudades, Barcelona se ha situado en el cuarto lugar europeo por la inversión captada por sus compañías tecnológicas, por detrás de Londres, Berlín y París, pero superando a Estocolmo y con Madrid en sexto lugar, por lo que España tiene dos ciudades entre las principales urbes de inversión tecnológica, algo que no ocurre en ningún otro país del Viejo Continente.

"Las dos ciudades son importantes, tienen un 'unicornio' cada una y eso es importante porque está demostrado que los dueños de unicornios y los mandos intermedios suelen crear nuevas compañías", ha explicado Matés.

Según los datos de este experto, Madrid y Barcelona agrupan el 85% de la inversión, un 55% la Ciudad Condal y un 30% la capital madrileña, unos 583 millones invertidos en compañías con sede en Barcelona y 430 con sede en Madrid

La situación política en Cataluña ha ralentizado decisiones de inversión

Preguntado por si la situación política en Cataluña ha afectado a los inversores, el inversor ha visto que sí se ha producido una "ralentización" de los planes de los inversores privados y una "demora de decisiones de inversión" de los 'business angels', que se han notado en el segundo semestre de 2017.

"Los fondos siguen invirtiendo, pero las 'startups' que dependen de clientes basados en Cataluña en algunos casos estarán afectadas por esto, y los inversores privados que quieren meterse en capital riesgo y están en Cataluña están pensando qué hacer con su patrimonio principal", ha finalizado Matés.

Manuel Matés participó este miércoles junto a su compañero en el fondo Big Sur, José Miguel Herrero, en una conversación por videoconferencia con el emprendedor e inversor estadounidense Ben Horowitz que presentó en la sede madrileña de la Fundación Telefónica su libro 'El duro camino hacia el éxito', con el director de Wayra España, Andrés Saborido.