Wave Application, una startup de origen madrileño especializada en la tecnología de posicionamiento en tiempo real, ha superado durante sus dos primeros días de captación de financiación en Reino Unido todas las expectativas.

De esta forma, su nueva campaña de crowdfunding en la plataforma Crowdcube, que tenía el objetivo de conseguir medio millón de libras en el Reino Unido (unos 566.000 euros), ha cosechado una sobredemanda nada más iniciarse la operación alcanzando las 552.110 libras, lo que vaticina que pueda rebasar los 2 millones de libras (más de 2,2 millones de euros) durante los 28 días que quedan de campaña.

La compañía, que fue fundada en 2014 por el CEO Manuel De La Esperanza y el COO Luis Gelado, cerró su primera campaña de crowdfunding en Crowdcube en el Reino Unido excediendo todas las expectativas en 2016, ha asegurado la startup en un comunicado.

Desde entonces, Wave ha duplicado la plantilla y ha multiplicado el número de usuarios por cuatro, desde los 3,5 millones de 2016 hasta los más de 11 millones en 2018.

Wave, además, ha pasado de tener una retención de un 20% a un 80% y ha incrementado los ingresos un 800%.

La compañía ha cerrado recientemente su series A con ventures capital internacionales por un valor de 2 millones de euros y los inversores de la campaña actual invertirán bajo las mismas condiciones.

Un mercado "tentador"

Según Wave, el mercado de la geolocalización y posicionamiento en tiempo real es "uno de los más tentadores" para la microfinanciación, dada su rápida expansión y expectativas de revalorización.

La empresa cita el caso reciente de la aplicación similar Zenly, menor en tamaño que Wave y que hace pocos meses fue vendida a Snapchat por 350 millones de dólares (más de 280 millones de euros).

Esta nueva financiación permitirá a Wave acelerar su expansión internacional, optimizar el alcance del servicio y mejorar el desarrollo tecnológico "con el objetivo de consolidarse como la app líder del mercado de la geolocalización".

Wave es una aplicación que facilita las quedadas entre amigos o familiares, permitiendo que dos personas o un grupo compartan su ubicación en tiempo real en un mapa privado.