Las asociaciones del ecosistema emprendedor consideran, con motivo del quinto aniversario de la entrada en vigor de la Ley de Apoyo a Emprendedores, que esta normativa "se queda corta" y es insuficiente para ayudar a los empresarios que comienzan su actividad.

Las agrupaciones consultadas por Efe -Club del Emprendimiento, la Confederación Española de Jóvenes Emprendedores (Ceaje) y Spain Startup- creen que sería necesario profundizar en algunos aspectos de carácter fiscal, así como en la financiación y en la reducción de trabas administrativas.

Entre las medidas más aplaudidas por estas asociaciones destacan la cuota reducida y la tarifa plana de autónomos, además del criterio de IVA de caja y la responsabilidad limitada.

El presidente del Club del Emprendimiento, Efrén Miranda, ha afirmado que en estos cinco años de vigencia de la ley se ha podido comprobar que ha sido positiva, pero que se ha quedado "un poco superficial" y que no ha entrado "en la idiosincrasia de los emprendedores".

Para Miranda falta seguir avanzando en la reducción de trabas legales y administrativas que se encuentran los emprendedores a la hora de poner en marcha su negocio.

Además, echa en falta una modificación del tema impositivo en las primeras etapas, "cuando es más complicado conseguir clientes y un equilibrio económico".

Otro aspecto en el que considera que hay que profundizar es en el acceso a la financiación para facilitar plataformas de crowdfunding porque "toda la regulación y normativa al respecto no está funcionando tan bien como debería".

Spain Startup: "Se necesitaba una concienciación de las administraciones"

La fundadora de Spain Startup, María Benjumea, ha asegurado que "desde el primer momento la ley se quedaba corta", pero que "fue una buena noticia porque se necesitaba una concienciación por parte de las administraciones sobre el tema".

Benjumea ha destacado también la necesidad de agilizar los trámites de creación de empresas y de medidas que faciliten la contratación por parte de los emprendedores, ya que "lo más importante para hacer éxito de un proyecto es el equipo que hay detrás".

Además, ha hecho referencia al concepto de "stock option" como forma de remunerar a los empleados a través de acciones a un precio inferior al de mercado.

Sobre este asunto, ha dicho que este concepto "tiene una carga fiscal terrorífica que no deja beneficios".

En cuanto al IVA de caja, Benjumea lo ha calificado como un "arma de doble filo", una medida que "parecía que beneficiaba pero que al final quien tenía que soportar el IVA era la corporación, no la empresa que contrataba".

Desde Spain Startup también han propuesto ampliar la visa del emprendedor para "atraer talento de cualquier parte del mundo de una manera sencilla".

Benjumea ha señalado la importancia del ecosistema emprendedor para la economía y para la Administración, por lo que esta debería facilitar beneficios fiscales.

"Es un win-win para todos. Es la base del crecimiento económico de hoy día", ha afirmado.

Ceaje: "La ley mezcla demandas de autónomos y de emprendedores"

La Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje) ha coincidido en la necesidad de facilitar el acceso a la financiación para autónomos y pymes, de manera que ha propuesto a la Administración introducir medidas fiscales que fomenten la autofinanciación empresarial a través de una reducción del gravamen aplicable a los beneficios no distribuidos.

Por su parte, el director general de Ceaje, Carlos Sánchez, ha afirmado que esta ley mezcla demandas de autónomos y de emprendedores "cuando sus medidas no son válidas para los dos".

"La tarifa plana es muy positiva para los autónomos, pero el que decide emprender y montar una empresa a través del modelo de sociedad se queda exactamente igual", ha ejemplificado.

Sánchez ha señalado que los jóvenes que se dan de alta como autónomo no contratan a personal para no perder la tarifa plana, por lo que "estamos supeditando la creación de empleo a mantener o no esa cuota reducida".

Desde Ceaje también creen que "la única forma de fomentar la creación de nuevas empresas" es reduciendo la fiscalización.

Asimismo, ha destacado que los incentivos para la internacionalización que incluye la ley "favorecen mucho a las startups, pero a los autónomos y pymes las deja fuera".