Colvin, una empresa de venta digital que entrega flores a domicilio procedentes de cultivos españoles y europeos, está potenciando los servicios de suscripción y ha dado recientemente el salto a Italia y Portugal.

Esta empresa, fundada por Sergi Bastardas, Andrés Cester y Marc Olmedillo, nace del análisis del mercado de la venta de flores, que según sus fundadores representa unos 15.000 millones de euros en Europa, que es “maduro”, pero se está “digitalizando muy rápido” y en el que no hay “una marca” dominadora, según ha explicado a Efe Sergi Bastardas.

La propuesta de estos emprendedores es ofrecer flores cambiando la cadena de suministro del sector, actualmente con “un control muy fuerte” de los mercados internacionales situados en Holanda.

“Hay una oportunidad de desintermediar el sector" y en la actualidad la "digitalización nos permite contratar en origen, conectar con el productor y ofrecerle un canal de compra recurrente de su producto a un precio acordado”, ha señalado Bastardas.

"La digitalización nos permite comprar flores directamente en origen"

Para ello, Colvin se ha acercado a productores españoles de flores, en zonas como el Maresme catalán o Galicia, así como otros europeos en Holanda, Portugal e Italia, a los que exigen “especificaciones muy concretas” del tipo de flor, la calidad, el tamaño y el precio que quieren para sus ramos, y en algunos casos envían el producto directamente al cliente. Colvin realiza entregas actualmente en todo el territorio peninsular español.

Otro de los beneficios de este sistema, según los promotores de esta compañía, es que al tener pedidos más ágiles y reducir intermediarios, el tiempo desde que se corta la flor hasta que se entrega se reduce a un máximo de cuatro días, frente a los 20 que puede afrontar la industria tradicional.

Colvin consigue 3 millones de financiación y se lanza a Italia

Colvin cerró a finales de 2017 una ronda de inversión de dos millones de euros con participación del fondo Samaipata Ventures y el grupo de medios de comunicación Mediaset (este en formato ‘media for equity’, inversión a través de espacios publicitarios). Entre todas las rondas –antes tuvieron un préstamo de Enisa y una ronda de Samaipata- han logrado unos tres millones de euros de financiación.

Bastardas no ha querido precisar la facturación de la compañía aunque ha asegurado que su nivel de crecimiento es del 20 % mensual y el 40 % de sus usuarios son clientes recurrentes que repiten después de realizar una primera compra.

La empresa, que tiene sede en Barcelona y cuenta con 30 empleados, ha dado recientemente sus primeros pasos internacionales con el lanzamiento de su servicio en Italia (en toda la península excepto Calabria) y Portugal.

“Italia es un mercado interesante porque su consumo per cápita es dos veces el español. Nuestra idea es abrir más países al año que viene, pero no descartamos ninguna posibilidad”, ha añadido Bastardas.

Suscripciones de flores, un negocio incipiente

La compañía ha puesto en marcha un servicio de suscripción de flores, que permite al usuario recibir un ramo flores frescas cada mes, o que puede servir como regalo para otra persona, contratando un servicio de un ramo mensual durante tres meses con un pequeño descuento. Actualmente, entre un 10 y un 20 % de sus envíos son para suscriptores.

“Este modelo, que da más calidad, más consistencia, y mejor precio, nos permite que la gente empiece a meter las flores en distintos momentos”, ha valorado Bastardas, lo cual es una ventaja respecto a la gran estacionalidad del sector, muy vinculado a días concretos como el Día de la Madre o San Valentín.

El nombre de la compañía, denominada de forma completa ‘The Colvin Co.’, procede del nombre de la activista estadounidense afroamericana Claudette Colvin, que con 15 años fue arrestada por rebelarse contra las injustas leyes de segregación racial en Estados Unidos durante los años 50.

Noticias relacionadas

https://www.efeemprende.com/noticia/sheedo-papel-algodon-100-sostenible/