La startup barcelonesa TAPP Water ha anunciado hoy que saltará a los mercados de Estados Unidos y Canadá tras lanzar un nuevo filtro para el agua del grifo, denominado 'TAPP 2', el primero con cartuchos biodegradables.

La compañía, que ya se encuentra presente en Alemania, Gran Bretaña e Italia, ha financiado su nuevo producto mediante una campaña de crowdfunding (financiación colectiva) iniciada en noviembre del pasado año y con la que ha recaudado cerca de 45.000 euros destinados a su producción.

Tal y como ha anunciado la startup, la distribución del producto se realiza a través de su web y próximamente también en Amazon, "lo que facilitará su comercialización en el norte de África".

La empresa ha aprovechado para anunciar que este nuevo filtro dispone de un nuevo chip BLE 4.0 incorporado que se conecta al móvil a través de una aplicación.

Los cartuchos están realizados sin ningún tipo de pegamento, con plástico PLA biodegradable, 6% de silicona y un bloque de carbón activado hecho a base de cáscaras de coco.

"Pueden depositarse en el contenedor de reciclaje de materia orgánica, con la tranquilidad de no estar contaminado el medioambiente con residuos plásticos", ha señalado.

Más de 15.000 unidades vendidas

Fundada en 2016, TAPP comenzó de la mano de cinco socios con el objetivo común de "reducir la contaminación plástica y la huella CO2 con un simple gesto: beber agua del grifo".

La compañía ha resaltado que TAPP 1 llegó al mercado en junio de 2016 y ya ha vendido más de 15.000 productos, "especialmente en las regiones del mediterráneo, las que presentan mayores concentraciones de cal y cloro en el agua".

TAPP prevé que el mercado norteamericano represente el 20% de la facturación total de la compañía durante 2018 y tiene el objetivo de alcanzar 47.000 unidades vendidas y una facturación de un millón de euros.

Ello permitirá evitar el despilfarro de "más de 169 millones de botellas de plástico, el equivalente a 846 campos de fútbol repletos de botellas".

El socio fundador de TAPP Water, Magnus Jern, ha sostenido que con el lanzamiento de su primer producto "fuimos capaces de ofrecer una solución para todos aquellos usuarios que querían un agua más limpia, de mejor sabor y medioambientalmente sostenible, directamente desde el grifo de su casa".

"Hemos seguido mejorando nuestros productos, manteniendo su espíritu, pero adaptándolos a las nuevas necesidades de nuestros clientes. Estamos muy contentos con la salida al mercado de TAPP 2 y de llegar a Norteamérica, y orgullosos de seguir contribuyendo a la defensa del medioambiente con productos cada vez más ecológicos y sostenibles”, ha concluido.

Noticias relacionadas

https://www.efeemprende.com/noticia/womenup-airbnb/

https://www.efeemprende.com/noticia/la-startup-tapp-water-cierra-una-ronda-financiacion-300-000-euros/