La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, se ha comprometido a estudiar una cotización por tramos en función de los ingresos de cada autónomo, ya que el 25% de los 3,2 millones de autónomos españoles está "sobrecotizando".

Valerio ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha celebrado con los representantes de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Trabajadores y Profesionales Autónomos (UPTA).

Ambas asociaciones han presentado un documento conjunto en el que han destacado varias propuestas, como implantar una bonificación del 100% de la cuota a la Seguridad Social para los autónomos que estén en situación de incapacidad temporal.

Valerio, que se ha comprometido a “estudiar en profundidad el documento”, ve “muy difícil” llegar a un consenso para sacar adelante esta bonificación por incapacidad temporal del trabajador autónomo.

Durante la reunión también se ha hablado del Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (Trade) y la utilización de la figura de los falsos autónomos.

De hecho, la ministra ha insistido en la necesidad de “luchar contra la utilización de la figura del falso autónomo, para que no se produzca una situación de abuso”.

Por otro lado, Valerio ha avanzado la próxima constitución del Consejo del Trabajo Autónomo y de la Mesa Técnica del Trabajo, con el objetivo de estudiar en profundidad estas cuestiones.

Las propuestas de las asociaciones de autónomo aumentarían las arcas de la Seguridad Social

El presidente de UPTA, Eduardo Abad, ha apuntado que estas propuestas aumentarían en 3.500 millones de euros la aportación a las arcas de la Seguridad Social.

Además, ha celebrado poder hablar “de reformas importantes del mundo del trabajador autónomo”, un mes después de que el PSOE “haya tomado posesión”.

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha destacado que la cotización en función de los ingresos reales es una medida basada en el modelo de Dinamarca, que ha calificado como “modelo ideal”.

El diálogo entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos ha sido “muy positivo para Amor, que ha destacado la necesidad de conseguir un sistema de protección y de retribución “más justo” para estos trabajadores.