Luda Farma calcula tener tener conectadas a más de 3.000 farmacias en España este 2019, según explica en entrevista concedida a EfeEmprende uno de los dos socios fundadores de esta 'startup' que vio la luz en 2018, Daniel de Carvajal.

Los emprendedores Daniel de Carvajal y Luis Martín pusieron en marcha en 2018 la 'startup' Luda Farma, una red neuronal de farmacias que colaboran entre sí y que permite conocer en tiempo real el lugar donde se encuentra un medicamento, lo que reduce el desabastecimiento y ayuda a comprar de forma más eficiente.

En entrevista concedida a EfeEmprende, de Carvajal repasa el poco más de un año de andadura de esta empresa y explica que su objetivo es unir a buena parte de las 22.00 farmacias españolas para que no puedan competir con ellas plataformas como Amazon. Este 2019 estima que contará con 3.000 oficinas de farmacia aglutinadas después de haber conseguido reunir a 750 en 2018. "Países como Francia y Alemania ya nos han pedido replicar el modelo.", aseguran

¿Cómo y cuándo nace Luda Farma?

Luda Farma comenzó a germinar en septiembre de 2017. Ideamos una solución tecnológica para hacer frente a los retos de la farmacia en España ante una consulta de la patronal de farmacéuticos de Madrid, Adefarma. Creamos Luda Farma con el objetivo de crear una herramienta que conecta mediante un sistema informático a todas las farmacias para minimizar el impacto del desabastecimiento y solucionar la venta online de medicamentos. El objetivo es unir a las farmacias para que no puedan competir con ellas plataformas como Amazon.

¿Qué servicios ofrece?

En primer lugar, minimizamos el impacto del desabastecimiento de medicamentos. A través de la plataforma, un farmacéutico puede saber cuál es la farmacia más cercana que dispone de un medicamento concreto y derivar al paciente a la botica si no dispone del mismo y llevarse un porcentaje de esa venta a la vez que satisface las necesidades del cliente.

Por otro lado, Luda Farma permite solucionar el problema de la venta online de medicamentos sin receta. Aplicamos el modelo de farmacia de cercanía al mundo online, al ser siempre la farmacia más cercana al usuario que demanda un medicamento la que hace la venta. De esta forma es posible hacer un servicio 'prime' 24 horas y los 7 días de la semana en toda España, gracias a la capilaridad de las 22.000 farmacias que cubren el territorio nacional.

Con esta red neuronal, se aprovecha el buen posicionamiento y tráfico que tienen las farmacias online que ya funcionan en España y las más de 22.000 farmacias que hay a pie de calle en nuestro país como puntos de distribución, ofreciendo disponibilidad e inmediatez y garantizando que detrás de todo el proceso están los farmacéuticos.

¿En qué consiste su sistema?

Nuestro sistema permite conectar a todas las farmacias de España, creando una red neuronal para que colaboren entre sí y permita, por un lado, conocer en tiempo real el lugar donde se encuentra un medicamento solicitado por un paciente, reduciendo el desabastecimiento, y por otro, combatir a los nuevos jugadores sobre el terreno de la distribución de medicamentos.

La conexión entre farmacias la llevamos a cabo mediante el sistema IIM (Internal Inquirer Manager), plataforma informática que realiza consultas en tiempo real sobre la disponibilidad de productos. Es un sistema autónomo, integrado con las distintas herramientas de gestión de oficinas de farmacia y que funciona las 24 horas del día. Luda Farma no cobra a las farmacias ni cuotas mensuales ni ninguna tarifa por implantar y desarrollar la red. Es un sistema transversal y abierto a todas las boticas que no requiere ningún trabajo de mantenimiento, ni posicionamiento SEO, ni publicidad, ni aprendizaje por parte del farmacéutico.

¿Qué aporta al mercado?

Conseguimos que las farmacias que forman parte de la red aumenten sus ventas, ya que consiguen ventas del mundo online además de los que llevan a cabo en el offline. Además, si no disponen del medicamento que solicita un paciente, pueden derivarlo a la farmacia más cercana que disponga del mismo y llevarse un porcentaje de esa venta, dando al mismo tiempo una buena atención al cliente.

Además, al integrar la plataforma en el sistema de gestión de las farmacias, el farmacéutico puede ver cuál es el precio, en tiempo real, al que se venden los productos en la competencia del sector del gran consumo, nunca entre farmacias.

Si todas las farmacias se unen, será imposible competir con ellas en rapidez y disponibilidad, transformando el sector farmacéutico desde dentro.

¿Y a sus clientes?

En el caso de los clientes, hacemos posible que encuentren rápidamente el medicamento que necesitan y en el caso de pedirlo de forma online, con Luda Farma será posible que llegue a su casa en menos de 1 hora.

¿Cuántas farmacias han recurrido a su proyecto?

En nuestro primer año de actividad, en el que hemos trabajado para desarrollar la plataforma, hemos conseguido cerrar 2018 con cerca de 750 farmacias.

¿Cuál es el modelo de negocio de Luda?

Cobramos a la farmacia por número de pacientes que le llevamos a través de la plataforma.

Por otro lado, las farmacias que derivan pacientes a otras farmacias de la red (bien sean pacientes físicos o virtuales a través de la web de esta farmacia) serán remuneradas por parte de la red, y a su vez las farmacias que reciban pacientes deberán abonar un porcentaje a Luda Farma por usar la plataforma.

¿Cómo ha ido la facturación este 2018?

Es pronto para hablar de facturación. Cuando te planteas hacer algo respetando el sistema farmacéutico y aportando valor como estamos haciendo, entendemos que lleva su proceso, y que los plazos son largos. Los fondos de inversión nos dan apoyo en este sentido, comparten nuestra visión.

¿Cuál es la previsión para este 2019?

En 2019, nuestro objetivo es tener conectadas a más de 3.000 farmacias en España y que el usuario pueda recibir sus medicamentos en su casa, siempre dispensados por la farmacia más cercana.

¿A qué aspira? ¿Cómo ve el futuro de su empresa?

Esperamos conectar a todas las farmacias de España y llevar el modelo a otros países. Luda es fácilmente escalable a países como Francia y Alemania; ya nos han pedido replicar el modelo.

De hecho, tenemos claro que el problema de los desabastecimientos y la necesidad del paciente de ahorrar tiempo en conseguir lo que quiere es común a todos los países de Europa.