La startup Sportmadness, especializada en organizar eventos y actividades deportivas para empresas, el sector público y centros educativos, cuenta con delegaciones en Alicante, Asturias, Álava, Barcelona, Cantabria, Córdoba, Granada, Guipúzcoa, Jaén, La Rioja, Las Palmas, Madrid, Málaga, Navarra, Pontevedra, Sevilla y Lima (Perú). "Este año vamos a abrir 15 franquicias en España y llevaremos a cabo operaciones en países como México, Chile o Colombia", ha asegurado en una entrevista con EFEemprende el fundador y director ejecutivo de la compañía, Alejandro García.

Sportmadness comenzó a comercializar su modelo de franquicias a principios de 2017. Cuenta en la actualidad con delegaciones en 16 provincias españolas y en Lima (Perú). La startup, fundada por Alejandro García, cerró 2018 con una facturación de más de 300.000 euros y la facturación global de las franquicias ha rondado los 1,5 millones de euros.

"El objetivo para 2019 es seguir creciendo y doblar la facturación de 2018. Lo más importante es que esperamos multiplicar por tres la facturación de toda la red, llegando a los 4,5 millones de euros", ha detallado en la entrevista.

¿Cómo surgió Sportmadness?

Sportmadness comenzó a comercializar su modelo de franquicias a principios de 2017. Tras varios años de experiencia en el ámbito de la gestión deportiva vimos que existía la oportunidad de convertirnos en una marca de referencia a nivel nacional e internacional dado lo fragmentado de la industria y la falta de un líder claro.

Como no teníamos el músculo financiero necesario para abrir delegaciones en varios lugares, pensamos que el modelo de franquicia nos permitiría acceder a talento y posibilidades de negocio muy interesantes. Después de analizar la situación decidimos abrir nuestro modelo y, creciendo por esta vía, poder llegar a cumplir nuestro objetivo de liderar la industria.

¿Cuántas personas trabajan hoy en el proyecto?

Actualmente trabajamos nueve personas en la central, de los cuales la mitad están dedicadas al desarrollo de software y el resto a marketing y producto. Desde aquí damos soporte a más de 45 personas que componen nuestra red de franquiciados.

¿Cómo se encontraba el mercado cuando lo pusieron en marcha?

El mercado del deporte amateur se encontraba y se encuentra en una fase de crecimiento constante. Según datos de Eurostat, el 44% de la población de la Unión Europea hacía deporte al menos una vez a la semana. Este dato nos demuestra el enorme mercado al que nos dirigimos y también la oportunidad que existe.

Siguiendo las instrucciones de la Organización Mundial de la salud (OMS), el 100% de la población debería por lo que todavía hay un enorme margen de crecimiento.

A pesar de la demanda creciente, el sector sigue estando muy poco profesionalizado y la tecnología tiene una reducida penetración, por lo que la experiencia del usuario no es lo buena que debería ser. Nuestro trabajo consiste en cambiar esta situación.

¿Con qué problemas se encontraron?

En los inicios no teníamos la experiencia que hemos ganado estos años (todo el equipo tenía menos de 30 años) y en España sigue habiendo numerosas trabas a la hora de emprender: burocracia, cargas fiscales, etc.

En cuanto al negocio en sí, ser pioneros conlleva que no haya un espejo donde mirarse ni competidores de los que aprender. Únicamente en países anglosajones existen franquicias similares, pero apuestan por un deporte en concreto o trabajan sólo una franja de edad muy reducida.

Otro de los retos a los que nos enfrentamos a través de nuestros franquiciados es convencer a sus clientes (ayuntamientos, empresas, colegios...) de la importancia de cambiar los procesos con los que llevan trabajando años y ofrecer entornos seguros, digitales y de calidad alrededor del deporte.

¿Por qué se centraron sólo en eventos relacionados con el deporte?

De hecho no lo hacemos, ofrecemos todo tipo de servicios de gestión deportiva que englobamos en tres grandes bloques: escuelas, campus y eventos.

En cuanto al sector, sólo trabajamos en deporte porque es lo que nos apasiona y nos motiva y sobre lo que tenemos el 'expertise' necesario.

¿Qué tipo de eventos deportivos son los que más organizan?

¿En qué zonas?

Actualmente tenemos delegaciones en Alicante, Asturias, Álava, Barcelona, Cantabria, Córdoba, Granada, Guipúzcoa, Jaén, La Rioja, Las Palmas, Madrid, Málaga, Navarra, Pontevedra, Sevilla y Lima (Perú).

De cara a 2019 vamos a abrir 15 franquicias en España y vamos a abrir operaciones en varios países más: México, Chile, Colombia...

¿Qué le llena de orgullo a Alejandro García?

Lo que nos llena de orgullo es haber conseguido ya varios casos de éxito con nuestro modelo, permitiendo a varios emprendedores vivir de su negocio y recuperar su inversión en muy poco tiempo.

¿Por qué recomendaría Sportmadness?

Sportmadness no es un negocio para todo el mundo. Lo recomendaríamos a aquellas personas que quieran dedicarse profesionalmente al deporte y construir su propio futuro. Tienen que ser conscientes de lo duro que es emprender y a su vez de lo apasionante que resulta.

Lo que vamos a poner de nuestro lado es un producto de calidad, procedimientos que te ayudan a gestionar el día a día de cada servicio, tecnología propia que aumentará su productividad y la experiencia de sus usuarios, una marca cada vez más reconocida a nivel mundial y un equipo para ayudarte en cada paso.

¿Qué marca la diferencia de Sportmadness?

Como decía al principio, no hay actualmente otra franquicia de gestión deportiva en España. Nuestros franquiciados sí encuentran competencia en empresas locales o clubes deportivos que ofrecen servicios deportivos.

Nuestras ventajas competitivas con la competencia son el alcance y los efectos de red que ya tenemos (y que siguen creciendo), el potencial de nuestra marca y el disponer de tecnología propia de vanguardia.

¿Cuál es el perfil de sus clientes?

Los emprendedores que se unen a nuestra red tienen un denominador común: la pasión por el deporte. Podemos distinguir tres segmentos distintos: estudiantes de gestión deportiva que deciden emprender como salida laboral, profesionales del deporte con experiencia que deciden dejar sus posiciones actuales para emprender (estos profesionales pueden ser gestores deportivos en otras empresas, profesores de educación física, ex deportistas...) y personas que buscan dar un giro a su vida.

Tenemos varios franquiciados que han dejado su trabajo en multinacionales para apostar por Sportmadness.

¿Cuáles son las claves de su éxito?

Todavía no hemos conseguido el éxito que esperamos. El principal éxito que hemos logrado es haber ayudado a que varios de nuestros franquiciados puedan haber recuperado su inversión en tiempo récord y vivan de los frutos de explotar el modelo de Sportmadness en sus zonas de influencia.

La clave de lo que hemos conseguido hasta el momento viene de experimentar de manera constante hasta hallar las respuestas idóneas y lo que funciona. También nos ha ayudado mucho la experiencia como gestores deportivos que teníamos y no parar de aprender.

¿Cuál ha sido la facturación en 2018?

2018 ha sido nuestro primer año completo y como empresa hemos facturado más de 300.000 euros, consiguiendo beneficios, sin deuda y sin inversión, lo cual es muy difícil de observar en empresas tecnológicas como nosotros.

Además, una cifra que nos importa mucho es la facturación global de las franquicias, que ha rondado los 1,5 millones de euros.

¿Cuál es la previsión para este 2019?

El objetivo para 2019 es seguir creciendo y doblar la facturación de 2018. Lo más importante es que esperamos multiplicar por tres la facturación de toda la red, llegando a los 4,5 millones de euros.

¿Cómo ve el futuro de su empresa?

Este 2019 queremos seguir creciendo. Para ello vamos a trabajar en mejorar nuestro producto y que éste pueda contribuir al éxito de muchas personas más.

Seguiremos apostando por ser una empresa digital y que la tecnología nos permita llegar a cada rincón del planeta, manteniendo nuestro compromiso y centrados en dar valor a nuestros actuales y futuros clientes tenemos el potencial de ser la marca líder a nivel mundial en el sector del deporte amateur.