La "startup" española Bebeaway se ha propuesto ayudar a familias que viajan con niños y prefieren "no cargar con todos los trastos e infraestructura infantil" que les supone salir de vacaciones, ha señalado su cofundadora Teresa del Portillo.

Del Portillo ha explicado, en una entrevista con EFEemprende, que se trata de una solución "muy fácil" que ofrece "encontrarse todo" a la hora de llegar al destino, sin la "incomodidad" de preocuparse por organizar el transporte de este tipo de material, ya sea por espacio, tiempo, o por posibles cargos adicionales de la compañía aérea.

Su hermana, Lucía del Portillo, también cofundadora de esta empresa, ha afirmado que la iniciativa surgió a raíz de que viera cómo "mucha gente" de su entorno dejaba de viajar después de tener hijos.

"Oíamos comentarios del tipo: 'uy yo me olvido de viajar hasta que los niños tengan ocho años', sobre todo cuando el número de los niños es mayor. Entonces pensamos que esto podía ser una forma de ayudar a estas familias a disfrutar de lo que se supone que es viajar", ha indicado.

Buena acogida, a pesar de ser un servicio desconocido

Por el momento, las cofundadoras de la startup han sentido una buena acogida por parte del público, pero han resaltado el todavía gran desconocimiento del servicio.

En la actualidad, Bebeaway está presente con reparto directo en las ciudades de Madrid, Ibiza y Santander, aunque para antiguos clientes también ofrecen el envío del material de forma indirecta a otros destinos.

De cara a los próximos dos años, Bebeaway prevé aumentar su presencia en el país con la apertura de tres nuevos puntos, en concreto, para 2019 en Barcelona y durante el 2020 en territorio andaluz: Sevilla y Málaga.

Los aeropuertos, la opción más recurrente

El perfil de cliente mayoritario se corresponde con la generación millennial, aunque también son "muchos" los expatriados que les contactan, ha destacado Teresa.

Los aeropuertos, por su parte, son unos de los lugares más recurrentes a la hora de llamar a las hermanas Del Portillo, que han señalado un creciente aluvión de pedidos por parte de gente a la que la aerolínea "le ha perdido o le ha roto su sillita de paseo".

El precio medio ronda los 40 euros

El precio medio de una cuna o una silla de paseo sencilla ronda los 40 euros, en los que se incluyen los gastos de envío para aquellas direcciones de dentro del perímetro de la M30, en el caso de Madrid.

El producto estrella de Bebeaway es la 'sillita contramarcha', dado que parte de su público son turistas europeos, proclives a respetar la normativa de homologación i-Size, que propone que el niño viaje durante más tiempo en sentido contrario a la marcha.

"A día de hoy somos la única empresa que alquila este tipo de sillas, que son más seguras porque protegen contra impactos laterales", ha declarado Lucía.

Bebeaway prevé multiplicar por 5 su facturación en 2021

En su incipiente recorrido, la startup ha logrado superar los 22.000 euros de facturación global en el 2018, cifra que prevén duplicar este año y quintuplicar en los próximos tres, gracias a una estrategia de crecimiento marcada por una apuesta económica "fuerte" en publicidad, así como una posible entrada a mercados hoteleros y de compañías aéreas.

"La idea es poner el foco en redes sociales, nuevas aperturas y entrada en hoteles, de forma que cuando el cliente esté haciendo su reserva de alojamiento tenga la posibilidad de solicitar nuestro producto".

https://www.youtube.com/watch?v=oIWJC1WpKcs

Noticias relacionadas

https://www.efeemprende.com/noticia/viajar-con-ninos-se-vuelve-mas-sencillo-con-kangapp/