La compañía del exentrenador de la selección española de fútbol Fernando Hierro, Bionox Group, prepara el lanzamiento global de la marca de ropa deportiva Ekatom, que cuenta con beneficios similares a los ofrecidos por la tecnología de la NASA.

En un comunicado, el grupo tecnológico del que Hierro es fundador y socio principal ha indicado que la nueva marca está elaborada con tejidos basados en tecnología (FIR) de rayos infrarrojos lejanos, un material utilizado para mantener la temperatura corporal de los astronautas.

Este material textil, desarrollado mediante la aplicación de la nanotecnología, mejora la oxigenación y la circulación sanguínea, al mismo tiempo que favorece la termorregulación, con el objetivo de aumentar el bienestar y el rendimiento deportivo.

Hierro ha asegurado que "la ropa de Bionox está preparada para salir al mercado", tras haber conseguido las patentes necesarias y firmado acuerdos de distribución en más de 30 países.

Más de un millón de euros para financiar Ekatom

Ahora, la compañía con base en Granada ultima el cierre de una ronda de financiación de 1,1 millones de euros.

De la cantidad total, 600.000 euros serán cubiertos por los propios socios entre los que, además de Hierro, se encuentran Luis Baños o la compañía teatral Tricicle; y los 500.000 euros restantes quedarán disponibles para inversores interesados.

Para Baños, la ventaja competitiva de Bionox reside en llevar el mercado de la moda "sportwear" al de la salud, gracias al desarrollo de una tecnología basada en la "evidencia científica".

El tejido biofuncional podrá llegar a facturar más de 480.000 millones

El presidente de Bionox, Julio Álvarez, por su parte, ha animado a comprobar los efectos "inmediatos" que ofrece la tecnología de la compañía en el equilibrio y tono muscular.

Asimismo, la empresa granadina ha anunciado que varias marcas se han interesado por sus productos, y estima que, en los próximos cinco años, el negocio de los tejidos biofuncionales puede alcanzar los 546.000 millones de dólares (483.870 millones de euros).

Por eso, Bionox cuenta con un programa de innovación para seguir evolucionando en la aplicación tecnológica del infrarrojo lejano, y ser capaz de desarrollar nuevos materiales como biocerámica y transmisión transdérmica de medicamentos, nutrientes, o cosméticos, entre otros.

El proceso de producción es "poco" costoso, afirma la compañía, y permite utilizar subcontratas de alto volumen sin que éstas necesiten adaptar maquinaria ni cederle el acceso a la propiedad intelectual.

Noticias relacionadas

https://www.efeemprende.com/noticia/la-entrada-de-repsol-en-nanogap-con-la-compra-de-un-9-por-ciento-de-su-capital-refuerza-la-estrategia-de-la-startup/