Las empresas de logística, construcción o los aeropuertos dependen para su actividad de textos y códigos que les permiten identificar cada elemento de su cadena de valor para gestionarlo, una labor que la startup española AllRead pretende facilitar con una tecnología que, aseguran, "enseña a leer a las máquinas".

"Hoy en día estamos rodeados de texto, que se está digitalizando, pero hay mucho que todavía no lo está. Los códigos de barras o números de serie tienen que ser extraídos, localizados y convertidos en datos por las empresas. Tiene mucho valor, y los sistemas son muy antiguos, muchas veces los lectores no los leen", ha explicado a EFE el consejero delegado de esta compañía, Miguel Silva.

La solución que aporta esta tecnológica, surgida en el seno del Centro de Visión por Computador de la Universidad Autónoma de Barcelona, es un programa informático que permite con cualquier cámara, incluso una de seguridad, leer los textos que se encuentren en cajas, maletas o cualquier objeto, aunque estén en movimiento.

"Los sistemas que existen hoy en día no leen, extraen dígito por dígito. Nosotros no hacemos eso, cogemos el texto completo y lo leemos, extraemos las sentencias comprensibles, sean matrículas, números de serie, códigos de barras... No somos un avance más, queremos hacer una disrupción", ha enfatizado Silva.

Identificar etiquetas y códigos de forma rápida y automatizada puede generar un gran ahorro de costes a empresas con procesos productivos que impliquen tener bajo control muchos elementos, ya que de lo contrario necesitan dedicar empleados que realicen esta labor de forma manual.

"En una empresa farmacéutica nos dimos cuenta de que 200 paquetes al día eran rechazados porque no se podían leer los códigos de barra por estar dañados, y una persona tenía que ir manualmente picando ese código. Es un trabajo que no tiene valor añadido", ha asegurado Adriaan Landman, responsable de operaciones de la compañía.

Esta tecnología podría ahorrar un 80 % de costes a los puertos comerciales

 Con la herramienta de AllRead, esos códigos erróneos podrían ser identificados con la cámara de un móvil, sin necesidad de teclearlos a mano.

También han probado su utilidad en los puertos, donde calculan que pueden ahorrar un 80 % de costes, ya que su sistema permite identificar los camiones de mercancías sin que se detengan.

"En los puertos el sistema existente es un portal con sensores que activan la cámara cuando pasa el camión o el tren, que se tiene que parar para capturar el texto, se procesa y se continúa. Nosotros no necesitamos sensor ni cámara especial, podemos poner una cámara de seguridad, pasa el camión, no tiene que parar, y así reducimos las filas en las entradas y salidas", ha afirmado Landman.

Esta tecnología con base universitaria ha saltado al mercado de la mano del programa 'The Collider' que organiza la empresa gestora del Mobile World Congress de Barcelona, cuyo objetivo es unir a los investigadores universitarios con emprendedores consolidados que puedan aportar su experiencia escalando negocios.

"El programa une ideas muy avanzadas con emprendedores con experiencia internacional, con el objetivo de escalar la tecnología y validarla en otros escenarios, y esto es lo que llevamos haciendo seis meses, hemos conseguido inversión y queremos ir más allá", ha señalado Silva.

Su tecnología, protegida por una patente, ya ha sido probada en un puerto español importante, y tienen en marcha varias pruebas de concepto, con una empresa de construcción y con un proveedor de agua, que pretende utilizarlo para facilitar la lectura de contadores en domicilios.

AllRead se encuentra inmersa en una ronda de capital semilla con la que esperan reclutar ingenieros para reunir un equipo de entre 10 y 15 personas con las que dar "un servicio de calidad" a las empresas que quieran utilizar su sistema.

"Nos hemos dado cuenta de que hay mucho espacio en España, para una empresa tan joven es peligroso internacionalizarse demasiado rápido, queremos trabajar mano a mano con empresas en el país", ha concluido Landman.