La compañía de alquiler de habitaciones de larga estancia Badi superó durante el pasado año 2019 las 300.000 habitaciones alquiladas, con Barcelona, Madrid, Londres, Berlín y Nueva York como principales localizaciones, con casi dos millones de usuarios, según ha informado en un comunicado.

La startup con sede en Barcelona añadió durante el pasado año más de 192.000 nuevas habitaciones a su plataforma y captó más de 85.000 solicitudes de reserva durante ese año, con lo que calculan que recibieron una solicitud cada dos minutos.

Los usuarios de esta plataforma de búsqueda de habitaciones -que toma su nombre del inglés 'buddy', compañero-, viven en estas habitaciones una media de 5,5 meses, un 28 % más que en sus competidores.

Barcelona, Madrid y Londres son las ciudades más demandadas para una startup que en este año ha alcanzado los 125 empleados, por lo que prácticamente ha duplicado su equipo respecto al año pasado.

La seguridad en la reserva, una de las claves de Badi

El fundador de Badi, Carlos Pierre, ha considerado que una de las claves de su crecimiento es haber conseguido crear una plataforma que "garantiza un proceso de reserva seguro".

"En este sentido, hemos actualizado recientemente nuestro sistema de reservas, que ofrece más garantías tanto a los inquilinos como a los propietarios", ha agregado Pierre a través de un comunicado.

La compañía emergente barcelonesa ha completado varias rondas de financiación durante sus cinco años de andadura que le han permitido agrupar 45 millones de euros de inversiones.

La última, hace exactamente un año, le permitió captar 30 millones en una ronda liderada por el fondo estadounidense Goodwater Capital.