El Banco Santander ha anunciado este lunes la compra del 50.1 % de la plataforma plataforma de pagos y divisas para pymes Ebury, con un valor de 350 millones de libras (400 millones de euros).

 Este acuerdo permitirá a Ebury mejorar su propuesta de valor gracias al apoyo de una entidad financiera líder, ya que Santander trabaja con más de cuatro millones de pymes en todo el mundo, de las que más de 200.000 desarrollan su actividad internacionalmente.

Así, Santander adquirirá el 50,1 % de Ebury por 400 millones de euros, de los que 63 millones corresponden a nuevas acciones para apoyar los planes de la compañía para entrar en nuevos mercados en Latinoamérica y Asia.

El banco prevé obtener una rentabilidad del capital invertido superior al 25 % en 2024, mientras que los inversores actuales de Ebury, incluidos los cofundadores y los gestores, reinvertirán en la transacción.

Expansión internacional para las pymes

Ebury opera con una plataforma de distribución global única respaldada por un modelo de negocio basado en los datos y ofrece productos y una experiencia de cliente de gran calidad.

La compañía trabaja ya en 19 países y 140 divisas y ha aumentado sus ingresos una media anual del 40 % en los últimos tres años.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha afirmado que las pymes son "un motor fundamental de crecimiento en todo el mundo", ya que aportan el 60 % del empleo total y el 40 % del PIB de las economías emergentes, por lo que el acuerdo permitirá "ofrecer a las pymes productos y servicios que antes solo estaban al alcance de las grandes empresas de un modo más rápido y eficiente".

Por su parte, los cofundadores de Ebury, Juan Lobato y Salvador García, han explicado que "combinar un gran banco con una fintech ágil nos permitirá ofrecer a nuestros clientes lo mejor de ambos mundos" ya que se pueden beneficiar de la tecnología y el servicio de Ebury y, al mismo tiempo, de la seguridad y la certeza de trabajar con una de las entidades financieras más importantes del mundo.