La mitad de los “riders” dejaría de colaborar con las plataformas si fueran obligados a hacerlo  como empleados y el 90 %  asegura que sería muy difícil o casi imposible acceder a otra fuente de ingresos si esto llegara a ocurrir.

 Estos son algunos de los datos que se desprenden de la encuesta realizada por Deliveroo a los 1.000 riders que comenzaron a colaborar con la plataforma tras la irrupción de la COVID-19 y del estado de alarma en España, momento en el que la compañía redobló sus esfuerzos para apoyar la actividad económica del sector de la restauración y del delivery en plena crisis sanitaria.

La compañía colabora con un total de 2.500 riders en España

Por otra parte, según la encuesta, un 94 %  valora la flexibilidad con más de 8 puntos en una escala de 1 al 10, valorando por encima de todo la capacidad de “decidir cuándo y cuánto trabajan”.

Esta flexibilidad, que solo es posible bajo el modelo de colaboradores autónomos, significa que los riders pueden maximizar sus ganancias y pueden equilibrar su trabajo con otras responsabilidades.

Estas cifras recalcan la importancia que los riders otorgan a la flexibilidad que proporciona el trabajo autónomo en el sector de plataformas y el impacto negativo que sufriría el sector de la restauración si los repartidores estuvieran obligados a trabajar en el marco del trabajo por cuenta ajena.

De esta manera, el, 50 % de los repartidores declara que dejarían de colaborar con la plataforma, reduciendo a la mitad el número de riders disponibles para satisfacer la demanda de recogida y entrega a domicilio

La encuesta también ha analizado la situación de los repartidores que comenzaron a colaborar con Deliveroo durante la COVID-19, y se extrae que el 25 % se encontraba en paro o en situación de ERTE debido al confinamiento, mientras que el 75 % comenzó a repartir para complementar otros ingresos provenientes de otros trabajos o de la colaboración con otras plataformas.

Estas cifras muestran que las personas colaboran con Deliveroo porque ofrece una fuente valiosa de ingresos adicionales, flexible y de fácil acceso.

Actualmente Deliveroo recibe semanalmente alrededor de 1.500 solicitudes para colaborar como riders.

Una cifra muy superior a los 600 riders que habitualmente solicitaban semanalmente colaborar con Deliveroo y que, además, mantiene una tendencia creciente desde marzo, alcanzando su mayor pico hasta el momento en septiembre.

El director de Operaciones de Deliveroo España, Marco Civolani, ha explicado que “esto pone de manifiesto por qué la reclasificación podría dejar a los riders sin lo que más valoran, y tendría un impacto negativo en el servicio ya que muchos de ellos dejarían de trabajar con Deliveroo. Esto sería negativo para los clientes y los restaurantes, y ahora más que nunca, en un momento en el que el envío a domicilio es un canal de venta crucial para la generación de ingresos de la restauración, cualquier medida orientada a dificultar la actividad a domicilio debería reconsiderarse.”

Por lo que se refiere a la forma en la que prefieren cobrar, el 51 % manifiesta que prefiere el pago por pedido al que sumar los incentivos estacionales, algo que solo es posible bajo el modelo de autónomo, en lugar del pago por hora. Este es un aspecto esencial para el trabajo flexible que los riders tanto valoran.

El modelo de pago por pedido es el considerado como más ventajoso por los riders, ya que esto les permite elegir cuándo trabajar, qué pedidos entregar, operar con múltiples compañías a la vez y maximizar de esta forma sus ganancias.

Sobre este tema y en el caso de Deliveroo, desde el pasado mes de junio los riders tienen acceso a la opción de Pago Inmediato, que les permite acceder a sus ingresos nada más realizar los pedidos.