Un grupo de inversores, entre los que figuran los fondos BlackRock y Baillie Gifford, ha adquirido un 8% del capital de TransferWise por 292 millones de dólares (260 millones de euros) convirtiendo a este operador de divisas en la firma de tecnología financiera (fintech) más valorada de Reino Unido.

La ronda fue dirigida por inversores de capital en Lead Edge Capital, Lone Pine Capital y Vitruvian Partners. Los inversores previos, Andreessen Horowitz y Baillie Gifford han ampliado sus participaciones en TransferWise. La inversión también provino de fondos gestionados por BlackRock.

TransferWise se ha diversificado y, además de ahorrar comisiones bancarias internacionales para los consumidores, ahora sirve también tanto a los pequeños propietarios de empresas, como a grandes corporaciones y bancos. La cuenta de balances multidivisa está disponible en más de 170 países, con una tarjeta de débito asociada que fue lanzada en Europa en 2018. La tarjeta estará disponible para los clientes en Estados Unidos y la región Asia-Pacífico este año. TransferWise planea realizar 750 contrataciones en sus oficinas globales en los próximos 12 meses.

El segundo banco más grande de Francia, BPCE, así como los nuevos bancos digitales Monzo y bunq, se inscribieron para ofrecer el servicio de TransferWise a sus 15 millones de clientes a través de su API en 2018.

TransferWise fue lanzada en 2011, cofundada por Taavet Hinrikus y Kristo Käärmann

Desde su fundación, TransferWise ha captado 689 millones de dólares de inversores financieros. En la ronda anterior, hace dos años, la empresa se valoró en 1.600 millones de dólares, con lo que ya adquirió la condición de unicornio (denominación de una startup cuando supera la valoración de los mil millones de dólares).