La movilidad urbana y cómo recuperar la confianza de los usuarios después de la COVID-19; los trabajos del futuro y el modelo de empleo, en concreto el teletrabajo y la conciliación; la transformación de la educación y el aprendizaje, y la importancia de validar la información para combatir las noticias falsas (fake news) son los cuatro retos que se han planteado este año en la séptima edición del programa Challenge-Based Innovation (CBI).

Esta iniciativa está impulsada por @IdeaSquare y el Departamento de Innovación del CERN —la Organización Europea para la Investigación Nuclear— para fomentar que equipos multidisciplinarios de estudiantes, con la colaboración del profesorado y del personal investigador de diversas entidades, trabajen en nuevas soluciones para el futuro de la humanidad.

Ocho equipos universitarios, formados por 42 estudiantes de Esade, del IED Barcelona y de la UPC, de 19 nacionalidades, han presentado sus prototipos virtualmente tras meses de trabajo en que han intercambiado conocimientos con los científicos del CERN.

Las propuestas se han desarrollado desde septiembre, con la colaboración del Fusion Point, el espacio colaborativo que han compartido las tres instituciones en la Rambla de la Innovación del campus de Esade en Sant Cugat del Vallès.

En esta edición, los participantes han seguido el curso a distancia con los equipos del CERN y han intentado abordar diversas problemáticas sociales actuales con las últimas tecnologías desarrolladas por la institución científica.

Algunos de los proyectos que han creado incluyen propuestas para devolver la confianza a los usuarios del transporte público tras la COVID-19, sistemas que mejoran la motivación de los trabajadores en remoto, herramientas tecnológicas capaces de facilitar el aprendizaje a distancia a personas con autismo o aplicaciones para validar la información que se publica en las redes sociales. Cada uno de los retos ha sido trabajado por dos equipos de estudiantes de las distintas universidades, que los han definido basándose en los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Movilidad urbana

Con relación al reto de la movilidad urbana y con el fin de recuperar la confianza de los usuarios, los equipos han trabajado en alternativas que aumenten la distancia de seguridad entre estos dentro del vehículo y para ello han contado con la colaboración de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

El equipo Myrmex ha desarrollado FUTO° - Modular Public Transport, una propuesta que plantea sustituir los grandes vagones del metro o del tranvía por pods de conducción autónoma.

El proyecto responde a la necesidad de crear sistemas de movilidad más pequeños y seguros, con un número más reducido de personas por metro cuadrado. Además, esta solución permite aumentar la frecuencia del servicio y mejorar su gestión.

El equipo Nicola propone MobiNou, una solución de micromovilidad semiautónoma para las personas mayores de 65 años. Se trata de un vehículo capaz de transportarlas a través de un trayecto predefinido gracias a un sistema de guía lineal y un sensor magnético. Además, dispone de un detector de obstáculos pasivo, con un diseño UX/UI sencillo, y un sistema de geolocalización y monitorización a través de la red 5G.

Futuro del trabajo

El reto del futuro del trabajo se ha centrado en el teletrabajo y la conciliación.

El equipo Feynman ha desarrollado un sistema para evaluar la motivación en las presentaciones a empresas, en las clases o en las conferencias en remoto, Preelio.

En concreto, propone un asistente virtual que, a partir de la recopilación de los datos obtenidos de las cámaras, evalúa el grado de satisfacción y proporciona feedback del interlocutor al momento. El sistema genera análisis indicativos sobre la atención y formula recomendaciones para mejorar la intervención.

Por su parte, el equipo Lamarr ha propuesto TeamBox, una aplicación diseñada para estrechar los lazos entre los empleados y la empresa, con el fin de mantener motivados a los equipos híbridos que trabajan en remoto. Consiste en una herramienta que, mediante un sistema de acumulación de puntos, presenta a los trabajadores propuestas de actividades para realizar como recompensa a su dedicación, al tiempo que sirve como red social interna de la empresa.

Educación y aprendizaje

Para dar respuesta al reto del futuro de la educación y del modelo de aprendizaje a raíz de la COVID-19, el equipo Dirac propone Savant, un software que incorpora el vídeo a las llamadas para facilitar las interacciones con las personas autistas. El sistema reconoce las emociones y el discurso, y permite pedir ayuda cuando la persona la necesita.

El equipo Piaget ha presentado Coco, un sistema de asistencia inteligente para las aulas que responde a la necesidad de crear una nueva metodología educativa efectiva que promueva el aprendizaje autónomo basado en proyectos.

Se trata de un sistema de inteligencia artificial que almacena las dudas surgidas en las reuniones de los equipos de trabajo y las adjudica a un docente experto en el campo para que pueda seguir en remoto la evolución de los proyectos y proporcionarles el apoyo necesario para su desarrollo educativo.

Noticias falsas y validación de la información

Por último, con relación al reto sobre las fake news y la importancia de validar la información, el equipo Lovelace ha diseñado un plug-in para poder verificar la información que se publica en las redes sociales a partir de la interacción de los usuarios, WikiFacts. Esta herramienta permite catalogar la calidad informativa de lo que se publica y, en función de la actividad del usuario y de sus valoraciones, este va ganando credibilidad y obteniendo más puntuación en el sistema, de modo que se va posicionando como fuente de información fiable y contrastada.

Por su parte, el equipo Shannon propone Infodemics, un videojuego para niños de 8 a 12 años que pretende destacar la importancia de contrastar información ante las noticias falsas. La propuesta interactiva plantea, dentro de un juego de espionaje, diferentes preguntas para que el usuario sea capaz de desarrollar el pensamiento crítico, entender la responsabilidad que implica la creación de contenidos, detectar los objetivos y los puntos de vista de cada noticia y adquirir herramientas para consumir información de manera inteligente.

Por parte de Esade, han participado 16 estudiantes del Full-Time MBA, junto con 10 estudiantes de los grados de Diseño de Producto, Diseño de Interiores, Diseño de Transporte, Diseño Gráfico y Motion Graphics del IED, y 16 estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB)  de la UPC.