La plataforma de movilidad Free Now, de BMW y Daimler, y que antes era Mytaxi, ha realizado junto a la firma de consultoría de referencia PwC el estudio “Perspectivas del futuro de la movilidad urbana en España” y ha cifrado en 214 millones de euros el impacto de flexibilizar el sector del taxi en España.

La investigación, centrada en Madrid y Barcelona, las dos ciudades más pobladas de España, que concentran el 37 % de los taxis del país, concluye que la apuesta por nuevas medidas generaría un impacto económico para la sociedad de 214 millones de euros.

Concretamente, el estudio se ha centrado en el efecto que tendrían 5 medidas regulatorias orientadas a flexibilizar la regulación del taxi en España. Por un lado, la revisión de las restricciones cuantitativas al número de licencias y la flexibilización parcial de precios son las principales medidas en términos de impacto y tienen la capacidad de generar una contribución potencial sobre el bienestar de los usuarios de 133,4 millones de euros.

 La promoción del taxi compartido generaría ahorros para los usuarios por valor de 70,7M€. La eliminación de las limitaciones geográficas tendría un impacto de 5,4 millones de euros.

Por último, el impacto de la flexibilización de jornadas y turnosde trabajo ascendería a 4,5 millones de euros.

Además del impacto económico, una nueva regulación del sector del taxi también repercutiría positivamente en el medio ambiente, ya que supondría un ahorro de emisiones de 33.052 toneladas de CO2 y 47 toneladas de NOx.

Según el director general de la compañía en España, Jaime Rodríguez Santiago, "es necesaria una flexibilización de la regulación del taxi para afrontar los desafíos del sector, mejorar su competitividad, hacerlo más sostenible, y encarar una movilidad urbana de futuro mejor en nuestras ciudades”

Modelo digital de la movilidad urbana

El análisis también concluye que la tecnología y la digitalización son factores diferenciales en el sector de la movilidad, concretamente en el ámbito del taxi.

Rodríguez de Santiago asegura que la tecnología “puede mejorar la competitividad y sostenibilidad del sector, al mismo tiempo que permite mitigar e incluso eliminar los principales fallos de mercado que han justificado muchas de las actuales restricciones”.  

Según el estudio, las plataformas de intermediación en el sector del taxi, como Free Now, generan actualmente reducciones de tiempo de espera de alrededor del 40% para los usuarios, lo que tiene un valor económico en la actualidad para el conjunto de usuarios de Madrid y Barcelona de 6,6 millones de euros. 

“Estos beneficios serían significativamente superiores en un escenario de penetración de estas plataformas similar al de los países con un nivel de digitalización mayor. Con una implantación del 50%, el impacto sería de más de 38 millones de euros en las dos ciudades”, ha explicado el socio de PwC en España, Jordi Esteve Bargués.