La Fundación Caja de Ingenieros entrega el premio emprendimiento a una solución para el desperdicio de alimentos en su séptima edición.

Este premio tiene el objetivo de promover las startups más innovadoras en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la innovación y la sostenibilidad.

En esta edición, ColorSensing, una tecnología disruptiva de corrección y cuantificación fiable de color en imágenes, ha conseguido el premio de 15.000 euros otorgados directamente por la Fundación Caja de Ingenieros de entre las 60 startups que se presentaron.

Este proyecto presenta una solución de paquetería inteligente para determinar la frescura de los alimentos envasados y reducir así el desperdicio alimentario y asegurar al 100 % la calidad de sus productos y ha sido seleccionado en base a su viabilidad de mercado, así como el perfil del equipo profesional y la oportunidad de la solución presentada.

Una etiqueta inteligente

Esta solución funciona a través de una etiqueta inteligente de muy bajo coste que ofrece información cuantitativa y trazable del estado del alimento sacándole una foto con el móvil.

Se calcula que cada año se tiran a la basura más de 1.300 millones de toneladas de comida en todo el mundo, con un impacto económico de 990.000 millones de euros y una parte importante se debe a la llegada de la fecha de caducidad antes de la venta/consumo del producto.

La principal ventaja de ColorSensing es que puede medir múltiples variables y parámetros en una sola etiqueta mediante un código QR de colores ofreciendo información cuantitativa, digital y trazable, a muy bajo coste y sin alarmar al consumidor final.

Esta idea surgió de la actual Consejera Delegada de la compañía, María Eugenia Martín, y del investigador e inventor de esta tecnología, Daniel Paredes.