Iberdrola ha impulsado una nueva iniciativa, dentro de su programa de startups Perseo, denominada Perseo Venture Builder, que invertirá 40 millones de euros en la creación de empresas industriales innovadoras que trabajen en nuevos ámbitos de la electrificación y en sectores de difícil descarbonización, como son la industria y el transporte pesado.

De esta manera, Iberdrola refuerza su apuesta por la innovación y la industrialización en sectores de nueva creación para seguir respondiendo a la revolución energética y contribuir a la creación de oportunidades.

El Programa Perseo, que ahora cumple una década de trayectoria, ha invertido hasta el momento 70 millones de euros en start-ups que desarrollan tecnologías y modelos de negocio innovadores.

Iberdrola contribuye ala creación y desarrollo de un ecosistema global de empresas tecnológicas y emprendedores en torno al sector eléctrico.

Perseo ha orientado sus actuaciones al análisis de oportunidades de negocio y colaboración tecnológica con start-ups y compañías emergentes en el mundo, analizando 300 empresas cada año y creando un ecosistema de casi 3.000 compañías emprendedoras. En la actualidad, este instrumento inversor mantiene un portfolio de 9 empresas.

A través de Perseo, Iberdrola realiza más de 25 pruebas reales al año de tecnologías, que sirven como primer paso para establecer una relación comercial o de partnership con las startups, y ha realizado en los dos últimos años un total de 9 'challenges'-retos, con la participación de 700 startups, con el fin de identificar soluciones innovadoras que permitan mejorar su operativa y minimizar su impacto medioambiental.

   
Con la creación de Perseo Venture Builder, Iberdrola incrementa su ambición -dotando un total de 110 millones a su programa de emprendimiento- y completa su orientación con la creación desde cero de negocios de soporte a la electrificación.

En principio se concentrará en áreas como el reciclaje de módulos, palas y baterías y en sectores de difícil descarbonización, como es el caso de algunos procesos industriales, como la producción de calor industrial y el transporte pesado.

Según ha señalado el director de Innovación, Sostenibilidad y Calidad de Iberdrola, Agustín Delgado, en la última década han focalizado sus alianzas con startups bajo una estrategia de innovación abierta, que les ha permitido identificar de forma temprana tendencias de futuro en el sector, así como acceder a tecnologías y modelos de negocio disruptivos.

"Con esta nueva iniciativa, completamos nuestro enfoque, promoviendo la creación y aceleración de la industria innovadora y la cadena de valor que van a marcar el desarrollo energético y el empleo del futuro, y volcando nuestro conocimiento en innovación y tecnología en negocios claves para hacer efectiva la electrificación de la economía”, ha destacado Delgado.  

El objetivo de la unidad Perseo Venture Builder a corto plazo consiste en el desarrollo de seis o siete líneas de acción en los próximos cinco años, con las que pretende dinamizar polos industriales con alto potencial de crecimiento e impulsar, así también, la revitalización económica y social.

El primer proyecto se concretará en Iberlyzer, una iniciativa promovida junto a la empresa vasca Ingeteam, con el objetivo de convertirla en el primer fabricante de electrolizadores a gran escala en España.

La compañía comenzará su operación el próximo año y prevé suministrar más de 200 MW de electrolizadores en 2023.

Esta producción -que representa más del 50 % de los objetivos de la capacidad instalada de electrolizadores en España en esa fecha- irá destinada al segundo proyecto de la alianza Iberdrola y Fertiberia, que producirá hidrógeno verde para la planta de Palos de la Frontera, en Huelva.

La actividad de Perseo Venture Builder estará centrada en la creación de empresas innovadoras junto a la participación de otros grupos tecnológicos e industriales y contempla también la colaboración público-privada.

Su actuación se desarrollará principalmente en España, pero no descarta la promoción de actuaciones en otros mercados donde Iberdrola opera.