La compañía de reparto de comida a domicilio Just Eat ha anunciado este miércoles que creará en España su propia red de repartidores y que les ofrecerá un contrato como trabajadores de plantilla en vez de como autónomos, una medida con la que pretende diferenciarse del resto de sus competidores.

La empresa hasta ahora tampoco contaba con repartidores autónomos ya que los subcontrataba

La decisión se produce mientras el Gobierno dialoga con plataformas digitales como Deliveroo, Glovo o Ubereats y con los agentes sociales sobre una nueva regulación para los "falsos autónomos" en estas compañías, en línea con varias sentencias judiciales que cuestionan el modelo laboral utilizado hasta ahora.

En el caso de Just Eat, la firma -que acaba de cumplir una década en España- no ofrecía a los restaurantes flota de reparto hasta hace menos de dos años, ya que del envío se encargaba cada establecimiento, y se limitaba a facilitar a los restaurantes la gestión del pedido por internet.

"Nuestro servicio de repartidores para restaurantes se encuentra ahora en pleno crecimiento y es tremendamente estratégico para nosotros. Combinaremos nuestro modelo actual de contratación de repartidores a través de empresas especializadas en logística de última milla con el empleo de los mismos por parte de nuestro grupo", ha explicado su director general, Patrik Bergareche.

"El nuevo modelo de contratación ya ha sido implementado por el grupo Just Eat Takeaway en otros países y en España se adoptará "de manera gradual" en las principales ciudades