La división española de Just Eat cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 42,6 millones de euros (unos 50,3 millones de dólares), resultado que la compañía ha atribuido a la devaluación de su participación en la empresa mexicana de reparto de comida a domicilio Sin Delantal.

Estos "números rojos" han afectado al patrimonio de Just Eat España y la empresa ha tenido que "reequilibrarlo", según estas mismas fuentes, que no han especificado qué tipo de operación han llevado a cabo para conseguirlo.

La matriz de la compañía a nivel mundial es Just Eat Takeaway, y de acuerdo con la información conocida este lunes el gruo está presente en México a través de su filial en España, dueña del 51 % de la firma de reparto Sin Delantal.

La depreciación del valor de la empresa mexicana se ha producido por "la alta competitividad" en el segmento de envío de comida a domicilio en el país, según los responsables del grupo.

"La pérdida de valor de la marca Sin Delantal es totalmente independiente del negocio de Just Eat en España y se engloba dentro de las operaciones corporativas efectuadas por nuestro grupo, que está en plena expansión", ha señalado en un comunicado el director financiero de la filial española, Ramón Argelaguet.

En el mercado nacional, la compañía registró en 2019 una facturación neta de 44 millones de euros, una subida del 16 % respecto al ejercicio anterior.

Los responsables de Just Eat han atribuido esta mejora al aumento del número de clientes y de pedidos registrados en 2019, impulsado por la "gran oferta de restaurantes adheridos a la plataforma" (más de 13.000) y a su "amplia presencia en todo el territorio", ya que opera en cerca de 1.700 municipios.

El resultado de explotación mejoró por su parte un 41 %, hasta los 6,1 millones de euros.

También han resaltado los planes de su matriz -con sede en Holanda- para acometer "fuertes inversiones en España" con el objetivo de "consolidar el liderazgo de la compañía en el mercado de plataformas digitales de comida a domicilio".

En este sentido han recordado la adquisición de Canary Flash -plataforma con actividad en las Islas Canarias- a finales del pasado año, y han apuntado que ya se ha culminado "con éxito" su integración. EF