La Fundación Caja de Burgos tiene entre sus objetivos impulsar a startups como herramienta para frenar la despoblación de la España rural y su programa "Emprendedores" apuesta por llevar al mercado productos precursores.

La Fundación Caja de Burgos invirtió solo en 2018 más de 240.000 euros en su programa de mentoring, networking y asistencia a emprendedores, con una bolsa de 50.000 euros para los mejores proyectos.

Según ha señalado la Fundación Caja de Burgos a través de una nota de prensa, Burgos se ha posicionado como una de las ciudades a la cabeza del emprendimiento en España, con más de 1.600 empresas de nueva creación solo el primer semestre del año.

La Fundación Caja de Burgos apuesta en su programa social por el apoyo a todos aquellos emprendedores que, además de un proyecto de autoempleo y creación de una nueva empresa se basen en ideas innovadoras hasta ahora inexistentes en la provincia.

El responsable del área de Dinamismo Empresarial de la fundación, Francisco  Javier Cuasante, ha señalado que lo llaman "emprendedores creativos innovadores" porque en el programa se seleccionan solo "proyectos que tengan un punto de innovación, cuyo objetivo sea la creación de un producto o servicio novedoso para la sociedad”

El programa de emprendimiento de la Fundación Caja de Burgos se puso en marcha en el año 2013

La metodología del programa aúna sesiones de mentoring que establecen itinerarios personalizados según las necesidades y madurez de las iniciativas, con el respaldo que supone para el emprendedor el contar con el apoyo y la red de networking de la Fundación.

Adaptándose  a la fase de emprendimiento en la cual se encuentre el proyecto, un equipo de mentores analiza el potencial innovador del proyecto, ofreciendo asesoramiento, difusión y asistencia en la creación del negocio al participante.