La startup biotecnológica VEnvirotech ha cerrado una ronda de inversión de más de 2 millones de euros, que han sido aportados en su mayor parte por el family office de la familia Gassó, antiguos propietarios de Gaes.

La operación se cerró el pasado agosto y permitirá arrancar una planta de producción de 3.100 metros cuadrados en Santa Perpètua de la Mogoda (Barcelona), donde llevará a cabo la producción y ensamblaje de las VE-box, el dispositivo de gestión de residuos portátil, así como una zona donde se extraerá el bioplástico de lasa bacterias a escala industrial, según ha informado VEnvirotech.

Sostenibilidad y escalabilidad

La startup gestiona residuos orgánicos de empresas de forma portátil a través de la instalación de contenedores propios (los VE-box), que permite que los residuos se revaloricen al transformarse en bioplástico 100 % biodegradable, gracias a un proceso biotecnológico protegido por secreto industrial.

Este proceso dura menos de un día, permite una reducción de costes de transporte y manipulación que mejora la competitividad del precio ofertado a las empresas y tiene un impacto medioambiental prácticamente nulo.

Por otro lado, la startup también extrae y reformula en el laboratorio el bioplástico presente en las bacterias para transformarlo en un material con las mismas propiedades que el plástico químico pero totalmente biodegradable, es decir, un plástico con fecha de caducidad.

La cofundadora e ingeniera industrial de VEenvirotech, Noelia Márquez, ha señalado que tras el éxito de este primer proyecto piloto, esperan "tener tres pilotos más en marcha antes de finales de año y dos más en el primer trimestre de 2020".

Además, a partir del segundo trimestre del año que viene, la empresa prevé empezar a dar servicio a los clientes que ya hayan probado la tecnología, que suelen ser empresas que generan residuos orgánicos de manera abundante.

La compañía tiene como objetivo la instalación de 50 VE-box antes de finalizar 2020 y continuar aumentando sus clientes, por lo que asegura que esperan que este próximo año la empresa pueda ayudar a valorizar los residuos de sus clientes y contribuir al medio ambiente con su tecnología.