La startup española Bipi dedicada a la suscripción de vehículos ha triplicado durante los meses de julio y agosto las suscripciones de vehículos sobre el mismo periodo del año pasado y, además, sus ventas han crecido un 20% en julio y agosto respecto al mes anterior, con más de 300 coches entregados.

Bipi tiene previsto llegar a las 10.000 suscripciones de coches en los próximos 12-18 meses y alcanzar un volumen de negocio de 25 millones de euros.

Este crecimiento se debe principalmente al cambio que está experimentando la mentalidad del consumidor, ya que cada vez es más reticente a comprarse un coche.

Según los últimos datos de Anfac, Faconauto y Ganvam, en agosto, se matricularon en España 74.490 coches, lo que supone un desplome del 30,8 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Las ventas de vehículos han descendido un 9,2% desde enero de este año, mientras, el renting ha matriculado 210.074 automóviles, desde enero hasta agosto de 2019, y acumula un incremento del 7,01%, según ha señalado Bipi a través de un comunicado.

El usuario busca nuevas formas de movilidad más flexibles

Bipi centra su negocio en esa flexibilidad aportando al usuario la posibilidad de cambiar de vehículo cuando quiera pagando una cuota mensual fija por el uso del vehículo, con todo incluido (seguro, mantenimiento, impuestos, etc.), a través de un proceso 100 % digital que tarda unos minutos, unos días después los suscriptores reciben el coche en casa.

El consejero delegado y fundador de Bipi, Hans Christ, ha señalado que "el usuario ya no compra coches, ahora busca flexibilidad, facilidad, tranquilidad y poder tener la posibilidad de cambiar de vehículo si sus circunstancias de vida cambian".