El fundador de la startup española Eurocoinpay, Herminio Fernández, considera que si estas divisas alternativas fueran reguladas legalmente serían muy útiles para el usuario, ya que podría operar con ellas "sin ningún problema".

"Con una regulación en España podríamos operar sin ningún tipo de problemas, con unas tarjetas digitales que permitirían pagar en cualquier parte del mundo, tanto en dinero fiduciario como en criptomonedas", ha afirmado Fernández a EFE en una entrevista.

Según este emprendedor leonés, con una legislación que regulara las monedas digitales, su compañía podría "competir con empresas como Paypal, Mastercard o Visa" en el sector de las transacciones financieras, ya que su infraestructura ya permite realizar transferencias e incluso compras con estas divisas digitales.

La propuesta de esta compañía es una aplicación con la que el usuario tiene un monedero en el que almacena sus reservas de criptomonedas y puede hacer compras con ellas en cualquier establecimiento que haya adoptado su sistema -de momento, unas decenas de comercios en varios puntos de España, Argentina y Venezuela-, o transformarlas en euros o dólares para consumir.

"Para los comercios es un sistema muy disruptivo, porque con las criptomonedas no puede haber fraude en las transacciones y tampoco puede haber cargos fraudulentos", ha señalado Fernández, que ha asegurado que tienen "centenares de comercios" en lista de espera y ha insistido en que su gran impedimento es la falta de legislación.

Otra opción que ofrece esta empresa es canjear las criptomonedas que tenga el usuario en tarjetas prepago de enseñas comerciales como El Corte Inglés, Repsol, Zara, Decathlon, Carrefour, Toys'r Us o MediaMarkt.

"Las monedas digitales no se pueden falsificar"

Este emprendedor leonés, escéptico con el sistema financiero actual y las divisas tradicionales, que a su juicio generan "incertidumbre" por la deuda global, se ha mostrado confiado en que las monedas digitales puedan ofrecer una alternativa viable y más democrática a la economía internacional.

"Creo en el mundo digital, en monedas creadas con verdades matemáticas, que no se pueden falsificar ni robar y son cien por cien seguras", ha manifestado Fernández, que ha explicado que estas divisas digitales, al estar basadas en el registro informático compartido en el sistema 'blockchain' (cadena de bloques), son transparentes para todos los agentes de la economía.

"Blockchain ha cambiado los registros bancarios por una cartera digital, y todos los movimientos de registran en una red pública (...) Todo lo que se hace en ella es por consenso, público y transparente", ha defendido este emprendedor leonés.

Aunque ha admitido que actualmente muchas criptomonedas son utilizadas de forma "especulativa" ya que su cotización tiene "una gran volatilidad", el fundador ha asegurado que sus ventajas, como la posibilidad de hacer transferencias en segundos a cualquier parte del mundo a un coste muy bajo, acabarán haciendo que se impongan.

Expectativas de crecimiento

Eurocoinpay comenzó su andadura en 2013, cuando Fernández, cuya carrera profesional ha estado vinculada a la imagen y el sonido, conoció el movimiento de las monedas digitales en Estados Unidos.

"Al volver a León, comencé a descubrir este mundo por Internet y me gustó tanto que creé una sociedad y lanzamos la pasarela de pago", ha recordado el fundador de esta compañía, premiada en varios concurso de startups y reconocida por su labor innovadora por la Comisión Europea.

Actualmente, su compañía ofrece la aplicación de pasarela de pagos, otra para comprar y vender criptomonedas, dos divisas para intercambios (EurocoinToken y EurocoinCash) y una tarjeta para hacer pagos con monedas digitales, así como realiza desarrollos informáticos para empresas y administraciones, con un equipo de 17 personas.

"Estamos facturando 1,5 millones al año, llevamos dos años pagando beneficios y creemos que de aquí a tres años podemos llegar a tener más de 500 trabajadores si seguimos escalando", ha afirmado Fernández.