Los emprendedores atribuyen más del 27 % de su éxito laboral a pertenecer a un coworking, según se desprende de la encuesta elaborada por Impact Hub Madrid a sus miembro.

A lo largo de 2018, los encuestados han identificado un promedio de 2,8 oportunidades para un nuevo proyecto.

Además, el 71 % reconoce que su volumen de facturación aumentó durante 2018 y el 34 % manifiesta que no solo ha crecido sino que, como mínimo, ha duplicado los resultados obtenidos el año anterior.

Según datos de la encuesta, en un año los miembros han visto crecer sus ideas y proyectos

Si a inicios de 2018 un 5,3 % señalaba que su empresa o proyecto estaba en proceso de expansión, esta cifra ha llegado hasta un 19,7 % a principios de 2019.

También cabe destacar que el porcentaje de proyectos en fase de intención era del 55,5 % a inicios de 2018 y del 18,4 % un año después, evolucionando a nuevas fases de desarrollo.

Según ha señalado el director general de Impact Hub Madrid, Antonio González, en 2018 sus miembros han crecido al tiempo que lo hacia el propio Impact Hub con dos nuevos espacios en Madrid y un tercero inaugurado en marzo de 2019, en Torre Picasso.

Inspirar, conectar e impulsar

En relación a la triple misión de Impact Hub, inspirar, conectar e impulsar, los participantes en la encuesta responden que el 61,7% ha generado nuevas ideas; el 65,3 % ha aprendido sobre nuevos temas y tendencias; y el 68,3 % ha reforzado su motivación personal.

En Conexión, el 65,8 % ha conectado con asesores y expertos; el 78,2 % se siente parte de una comunidad; y el 70,6 % ha colaborado con otros miembros.

Respecto al Impulso, el 56 ha accedido a nuevos clientes o beneficiarios; el 59,3 % ha ganado visibilidad y credibilidad; y el 75 % ha accedido a mejores infraestructuras de trabajo.

Fuentes de financiación

A lo largo del año pasado, el 31 % de las organizaciones miembro recibieron algún tipo de financiación

. Además, el promedio de la inversión recibida ha crecido un 30 % en el último año.

La principal fuente de financiación (en el 44 % de los casos) fue la inversión privada. Le siguen los fondos propios (31 %), bancos, fundaciones y donantes, y agencias públicas (28 %).

En menor medida han recibido financiación de agencias de ayuda internacional, premios o becas, instituciones de microfinanzas y familiares y amigos.